Canadá podría dejar a México solo en la negociación del NAFTA con Estados Unidos | El Mundo | DW | 25.01.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Canadá podría dejar a México solo en la negociación del NAFTA con Estados Unidos

El gobierno de Justin Trudeau termina tres días de reuniones en Calgary sin tomar una decisión definitiva. "Nuestras posiciones negociadoras son totalmente diferentes", afirma uno de los participantes.

Enrique Pena Nieto Justin Trudeau (picture alliance/empics/S.Kilpatrick)

El presidente mexicano Peña Nieto y su homólogo canadiense, Justin Trudeau, durante una conferencia de prensa en Ottawa en junio pasado.

Canadá se centrará en preserver sus lazos comerciales con Estados Unidos y no en defender a México frente a los embates del Estados Unidos de Donald Trump, dijeron fuentes del gobierno después tras tres días de reuniones en Calgary para debatir la renegociación del NAFTA, el acuerdo de libre comercio entre los tres países. "Queremos a nuestros amigos mexicanos, pero nuestros intereses nacionales vienen primero y la amistad, segundo", afirmaron a Reuters.

"Ambas cosas no son mutuamente excluyentes", se apresuró a matizar la fuente. Es lo que ya había adelantado el embajador canadiense en Washington, MacNaughton, el lunes: "No creo que Canadá esté en el punto de mira en absoluto", dijo al referirse a las críticas de Trump. "Pero somos parte del NAFTA y hay discusiones en las que hay que tomar parte, y lo vamos a hacer en las próximas semanas", dijo entonces. Además añadió que su país debería centrarse en su relación bilateral con Estados Unidos, en lugar de incluir a México, en algunos puntos de las conversaciones sobre el NAFTA. "Cooperaremos en asuntos trilaterales cuando vaya en nuestros intereses y buscaremos hacer las cosas que vayan en nuestro interés bilateralmente", añadió.

El gobierno canadiense, sin embargo, no habría tomado todavía una decisión sobre cómo abordar la renegociación del NAFTA con Estados Unidos. De hecho, oficialmente no abandona en las conversaciones a México, como dijo el martes su ministra de Exteriores, Chrystia Freeland, tras la llamada del presidente mexicano Enrique Peña Nieto a su homólogo canadiense, Justin Trudeau, durante el fin de semana. Al respecto, las fuentes afirman que ambos países, en realidad, tienen poco en común que negociar. "Nuestras posiciones negociadoras son totalmente diferentes", añaden. "México está colgado por los pies desde un rascacielos, está en una terrible situación… nosotros no", dijo gráficamente.

En este contexto de tensión, la comunidad estadounidense en México ha expresado también sus temores a que las amenazas del presidente Trump de pie a represalias. "Espero que no, espero que los mexicanos o cualquiera que esté descontento se den cuenta de que no todos los estadounidenses tenemos los mismos puntos de vista y pensamos igual que Trump. Todos somos diferentes", manifestó por ejemplo uno de ellos a Efe.

LGC (Reuters/AFP/EFE)

DW recomienda