Campaña polaca: campos de concentración eran nazi-alemanes | Europa al día | DW | 02.02.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Campaña polaca: campos de concentración eran nazi-alemanes

Una valla móvil partió hoy de la ciudad polaca de Breslavia (suroeste del país) hacia el Reino Unido con el mensaje "Los campos de concentración fueron nazis-alemanes".

Jefa de Gobierno polaca, Beata Szydlo, durante ceremonia a víctimas del Holocausto.

Jefa de Gobierno polaca, Beata Szydlo, durante ceremonia a víctimas del Holocausto.

Se trata de una campaña organizada por una fundación que busca que los europeos dejen de usar la expresión "campos de concentración polacos".

"La idea de nuestra campaña es simple, exigimos la verdad histórica y nos oponemos al término campos de concentración polacos, una expresión que lamentablemente usan con frecuencia los medios de comunicación occidentales", explicó este jueves (2.02.2017) a la prensa local el responsables de la Fundación para las Tradiciones Rurales y Urbanas, Dawid Hallmann.

El vehículo que arrastra la valla móvil recorrerá Alemania, Bélgica y el norte de Francia en su camino hacia el Reino Unido.

En la valla aparece una imagen de la entrada del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, levantado por la Alemania nazi en territorio polaco, combinada con el característico bigote y peinado de Adolf Hitler.

Además, incluye un mensaje en el que exige disculpas a la cadena de la televisión pública alemana ZDF por haber usado el término "campos de concentración polacos" y no acatar debidamente la sentencia judicial que la obligaba a disculparse tras la denuncia de un superviviente de Auschwitz.

El uso de esta expresión por parte de medios de comunicación internacionales ha provocado en numerosas ocasiones las quejas de las autoridades de Polonia, que luchan desde hace años para que no se recurra a esa frase para hablar de Auschwitz y otros centros similares construidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El uso de esta expresión confunde a lectores, llevándoles a creer que el Holocausto fue ejecutado por Polonia en vez de por la Alemania nazi, aseguran desde la Fundación Kosciusko, una organización que defiende la memoria histórica polaca. (efe)

 

ADVERTISEMENT