Cameron presenta ley para referéndum sobre UE en 2017 | Europa | DW | 14.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Cameron presenta ley para referéndum sobre UE en 2017

Anticipándose a una revuelta dentro de su Partido Conservador, el primer ministro británico, David Cameron, presentó un proyecto de ley para llevar a referéndum la pertenencia del Reino Unidoa la Unión Europea.

La ley propone fijar que la consulta popular tenga lugar en 2017 en caso de una victoria electoral de la agrupación política de Cameron, y allí debe formularse claramente la pregunta: "¿Debe el Reino Unido seguir siendo miembro de la Unión Europea?". El proyecto no será presentado ante el Parlamento por el gobierno, sino por algunos congresistas, como el denominado "Private Members Bill". El gobierno de Cameron no puede hacerlo porque sus socios de coalición, los liberales demócratas, que miran con buenos ojos hacia Bruselas, no están de acuerdo.

"Si los conservadores estuvieran solos en el gobierno, simplemente habríamos hecho una ley. Pero eso no podemos hacerlo, porque estamos en una coalición", dijo Cameron al canal Channel 5 News durante su visita a Estados Unidos. El jefe de gobierno rechazó la acusación de haber entrado en pánico. Cameron se mostró convencido de que está mostrando "liderazgo" con esta iniciativa. "Soy el líder que está ofreciendo cambio en Europa", aseveró. Su propuesta obligará a los otros grandes partidos a manifestar claramente sus posturas de cara al referéndum, agregó el premier británico.

Cameron había anunciado un referéndum de estas características, reclamado por el ala derecha de su partido, en un esperado discurso sobre las relaciones de Reino Unido con la UE en enero pasado. Pero la coalición de gobierno de conservadores y liberales demócratas no incluyó esa ley en su programa de gobierno leído la semana pasada por la reina Isabel II. Por eso los miembros más euroescépticos del partido planean para mañana negociar una enmienda a la agenda legislativa del gobierno, al criticar la ausencia del referéndum sobre la pertenencia en la UE.

Cameron busca anticiparse, pero el borrador de seis puntos de Downing Street no llega suficientemente lejos para los alrededor de 100 integrantes del partido que reclaman una salida de la UE. Además, los "Private Members Bill" suelen fracasar en el Parlamento. Por esa razón se aguarda con expectativa el debate del miércoles. Uno de los principales euroescépticos en el Parlamento, Philip Hollobone, consideró que las acciones de Cameron son "poco dignas" y dijo que hubo "caos" en Dowing Street esta semana. Pero el ex ministro conservador Nicholas Soames embistió contra los rebeldes por su "forma lunática de proceder". El encargado de relaciones exteriores de la oposición laborista, Douglas Alexander, criticó a Cameron al considerar que ésta es sólo una respuesta por miedo. "David Cameron es un primer ministro que ha perdido el control de la agenda y de su partido".

Cameron se ha visto presionado recientemente ante un aumento en las encuestas del partido antieuropeo UKIP, que ha ganado popularidad sobre todo a expensas de su Partido Conservador. A ello se unieron llamamientos de veteranos de sus propias filas a salir de la UE. Además, el fin de semana dos miembros del gabinete dijeron que también votarían por salir de la UE, lo que les valió una reprimenda de Cameron. En un encuentro de los ministros de Economía en Bruselas, el ministro francés Pierre Moscovici manifestó su esperanza de que Reino Unido siga en el bloque, pero reconoció que los británicos "tendrán quizá que tomar su propia decisión".

"Pero una cosa debe estar clara", advirtió. "No estamos a favor de una Europa a la carta. Debemos atenernos a lo que compartimos, que es esta UE con un lugar para el Reino Unido, pero no debemos adaptar la construcción europea a algunos debates políticos al interior de un país".

rml (dpa, diarios)

Publicidad