Cambio de mando en la cúpula socialdemócrata alemana | Alemania | DW | 10.04.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Cambio de mando en la cúpula socialdemócrata alemana

Razones de salud obligan a Matthias Platzeck a retirarse de la cabeza del partido socialdemócrata alemán (SPD). En su lugar asume Kurt Beck, Primer ministro de Renania Palatinado.

default

Matthias Platzeck y Kurt Beck, uno se va, el otro viene.

Matthias Platzeck, Primer ministro de Brandeburgo y la gran esperanza para el SPD, tuvo que tomar la “decisión más difícil de su vida”, como el mismo lo formulara. Luego de poco más de 4 meses como jefe socialdemócrata, Platzeck renunció a este cargo por “recomendación urgente” de sus médicos. El joven y dinámico Platzeck es sucedido por Kurt Beck, símbolo de tradición socialdemócrata occidental.

Historia clínica de un político

Matthias Platzeck tritt als SPD-Vorsitzender zurück

El estrés afectó seriamente el estado de salud de Platzeck.

El político había asumido este cargo el 15 de noviembre del año pasado y era considerado desde aquel entonces la gran esperanza socialdemócrata y más de uno lo creía con buenas cualidades para convertirse en canciller alemán. Pero ya a fin de año su salud empezó a darle primeras señales de alerta. Ante la prensa, Platzeck confesó que ya en aquella época había sufrido un primer infarto auditivo, sin prestarle mayor importancia. Luego, a principios de febrero del corriente tuvo un colapso nervioso y circulatorio y finalmente en marzo el segundo infarto de este tipo, que afectó seriamente su capacidad auditiva.

“Todo o nada”

En la conferencia de prensa Matthias Platzeck se definió como alguien que hace “todo o nada”. Fue con esa energía que emprendió su trabajo al mando del SPD. Pero esa misma actitud le puede haber costado ahora su salud. Platzeck anunció que se tomaría algunas semanas de reconvalecencia, para dedicarse luego con “toda su fuerza” a Brandeburgo y a su tarea como Primer ministro de ese Estado federado. Sus seguidores y miembros del partido, presentes en la “Casa Willy Brandt”, sede central del SPD, agradecieron su discurso con un largo aplauso que tuvo finalmente que ser interrumpido por el mismo Platzeck, para ceder la palabra a su sucesor Kurt Beck.

De mecánico a mandatario

Landtagswahl Rheinland-Pfalz - Der rheinland-pfaelzische Ministerpraesident Kurt Beck hebt am Sonntag, 26. Maerz 2006 vor dem Landtag in Mainz den Daumen

Kurt Beck, un Primer ministro feliz. ¿Logrará mantener la sonrisa como jefe del SPD?

El Primer ministro de Renania Palatinado, Kurt Beck, cuenta con la simpatía no sólo de sus compañeros socialdemócratas, sino que es apreciado también por los demás partidos. El corpulento Beck, de profesión electromecánico, se caracteriza por su estilo de gobernar siempre “cercano al pueblo”, pero sin ser populista. Desde hace once años está al frente de la única y exitosa coalición liberal y socialdemócrata en Alemania. En noviembre pasado Beck, quien ocupaba hasta hoy la primera vicepresidencia del SPD, podría haber asumido ya la presidencia del partido. Pero, en aquel momento prefirió ceder el paso a Matthias Platzeck, para poder dedicarse a las elecciones en Renania Palatinado. Una sabia decisión, como lo demostraría el resultado electoral del 26 de marzo: Kurt Beck fue confirmado en su cargo de Primer ministro, obteniendo la mayoría absoluta.

El legado de Platzeck

Beck, en su función como nuevo jefe del SPD, prometió “adoptar y continuar la línea de trabajo” de su antecesor. Hizo hincapié en la importancia del “trabajo en equipo” y recalcó su voluntad de crear “igual de oportunidades” para todos. Mientras que Platzeck representaba juventud, impulso y una SPD dispuesta a modernizarse, Beck simboliza más bien la clásica socialdemocracia occidental. Está por verse aún si Kurt Beck realmente logra continuar la tarea iniciada por Matthias Platzeck, quien el fin de semana pasado acababa de exigir un “nuevo Estado social”, que sea un “pártner” más que un “administrador” y que no se financie “tanto por los aportes a la seguridad social”.

DW recomienda