Cadena perpetua para asesinos de joven negro en Estados Unidos | El Mundo | DW | 08.01.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Cadena perpetua para asesinos de joven negro en Estados Unidos

Ahmaud Arbery, de 25 años, fue víctima de tres hombres blancos que le dieron muerte a tiros bajo el alegato de confundirlo con un ladrón.

Tres hombres blancos que mataron a un joven negro tras perseguirlo porque sospechaban que era un ladrón fueron condenados el viernes (07.01.2022) a cadena perpetua, en un caso que sacó a relucir la tensión judicial en las demandas por temas raciales en Estados Unidos.

Travis McMichael, de 35 años y autor de los disparos mortales, y su padre, Gregory McMichael, de 66, fueron condenados a cadena perpetua sin posibilidad de libertad anticipada.

Su vecino William Bryan, de 52 años y quien participó en la persecución grabándola, fue condenado a la misma pena pero podrá solicitar la libertad condicional tras 30 años de prisión.

Ahmaud Arbery salió "a correr y terminó corriendo para salvar su vida", afirmó el juez Timothy Walmsley al pronunciar la condena en Brunswick, una ciudad costera del sudeste del estado.

Condenados por asesinato

El 24 de noviembre fueron condenados por asesinato tras debates marcados por el tema del racismo y el derecho a la legítima defensa.

Antes de que la corte de Brunswick emitiera las penas, los padres de Arbery pidieron la pena máxima.

Los tres hombres "apuntaron a mi hijo porque no lo querían en su barrio", dijo la madre, Wanda Cooper-Jones.

El 23 de febrero de 2020, el joven de 25 años estaba corriendo en Brunswick cuando los tres hombres lo persiguieron en sus vehículos.

USA I Ahmaud Arbery Georgia Prozess

Wanda Cooper-Jones, reacciona mientras el juez sentencia a los asesinos de su hijo Ahmaud Arbery, en el Tribunal del Condado de Glynn.

Después de un altercado, Travis McMichael abrió fuego y mató a Arbery, quien intentaba agarrar el rifle. Dijo haber actuado en defensa propia.

Los acusados aseguraron que confundieron a Ahmaud Arbery con un ladrón, tras haberlo visto días antes entrar en una casa en obras. También invocaron una ley que permitía a los ciudadanos arrestar a un sospechoso en Georgia.

Racismo y segregación

En este estado todavía muy marcado por el racismo y la segregación, los tres hombres se beneficiaron de la indulgencia de la fiscalía local -para quien Gregory McMichael trabajó durante mucho tiempo- que los dejó en libertad.

Los tres hombres fueron detenidos después de que la policía estatal se hiciera cargo del caso a raíz de la difusión en mayo del vídeo sobre la muerte del joven.

La fiscal Linda Dunikoski, señaló que los McMichael no habían mostrado "remordimiento ni empatía".

El presidente estadounidense Joe Biden afirmó en noviembre que el asesinato de Arbery "es un recordatorio devastador de lo lejos que se tiene que llegar en la lucha por la justicia racial en este país".

jc (afp, ap)

DW recomienda