Cada vez más alemanes ancianos requieren ayuda del Estado | Alemania | DW | 22.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Cada vez más alemanes ancianos requieren ayuda del Estado

La Oficina de Estadísticas entregó cifras elocuentes: nunca antes tantas personas necesitaron recurrir a la seguridad social para sobrevivir.

Nunca antes tantos pensionados requirieron de la ayuda del Estado para poder sobrevivir. A finales de 2012 serán cerca de 465.000 las personas mayores de 65 años que requerirán de este servicio, de acuerdo a un informe dado a conocer por la Oficina Federal de Estadísticas este martes (22.10.2013). Esto ocurre porque los montos de las pensiones no alcanzan para satisfacer las necesidades básicas.

Estos números suponen un incremento del 6,6 por ciento en comparación con las mismas cifras de 2011. Asimismo, la cantidad de beneficiarios es la más alta desde que comenzaron a medirse estos registros, en 2003, que fue además el año en que se introdujo la pensión mínima. Entonces eran cerca de 258.000 y desde entonces casi siempre las cifras han ido al alza, salvo en 2009, cuando se produjo un levísimo descenso.

Quienes más requieren de esta ayuda son mujeres del sector occidental del país. En los territorios de la ex RFA 33 de cada mil mujeres mayores de 65 años necesitan la ayuda estatal, mientras que en el caso de los hombres es de 25 de cada mil. En los estados federados que correspondían a la ex RDA, incluyendo Berlín, la cifra es de 21 mujeres y 8 hombres de cada mil.

Comedores populares, un lugar donde se hacen carne los números de las estadísticas.

Comedores populares, un lugar donde se hacen carne los números de las estadísticas.

Fenómeno de masas

Ese fenómeno se explicaría, de acuerdo a expertos, por el hecho de que en la República Democrática Alemana era más fácil para las mujeres encontrar un trabajo y, por lo tanto, muchas de ellas tenían sus propios ingresos, lo que ahora les permite tener unas pensiones más abultadas que sus compatriotas que vivían en la República Federal.

Donde la situación es más dramática es en Hamburgo, donde 62 de cada 1.000 adultos mayores solamente sobreviven gracias a la ayuda del Estado. Le siguen Bremen (55) y Berlín (53). Al otro extremo de la estadística están Sajonia y Turingia, donde el número cae a 10 de cada mil. Además de quienes requieren de la red social por su edad, están los 435.000 beneficiarios que tienen una incapacidad permanente que les impide trabajar, por lo que se convierten en receptores inmediatos de la asistencia social.

Los sindicatos pusieron el grito en el cielo al conocerse las cifras. Hans-Jürgen Urban, de IG Metall, llamó a los políticos a no ignorar estos números. “Son una señal de alarma. Con correcciones cosméticas no cambiarán la pobreza de la tercera edad y la miseria se convertirá en un fenómeno de masas en Alemania”, advirtió el dirigente. También se llamó la atención sobre el hecho de que a muchos ancianos les avergüenza inscribirse como receptores de la ayuda, lo que hace suponer que las cifras de pobreza son aún mayores.

DZC (Reuters, dpa)

DW recomienda

Publicidad