Cable revela que masacre de Tiananmen dejó 10.000 muertos | El Mundo | DW | 23.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Cable revela que masacre de Tiananmen dejó 10.000 muertos

Un documento enviado por el embajador británico en Pekín en esa época da a conocer detalles crueles de la represión vivida en junio de 1989 en China.

Un documento desclasificado en octubre por las autoridades británicas y dado a conocer este sábado (23.12.2017) por la web hongkonesa HK01 asegura que el número de víctimas causadas por la acción del Ejército de China durante la matanza de Tiananmen (junio de 1989) no fue de entre 200 y 2.700, como se estimaba hasta ahora, sino que superaría las diez mil personas.

Se trata de un telegrama de tres páginas del entonces embajador británico de Reino Unido en Pekín, Alan Donald, quien lo envió al Ministerio de Asuntos Exteriores de su país el 5 de junio, un día después de la matanza, y que puede consultarse también en los Archivos Nacionales de Londres. En el texto se ofrecen además detalles hasta ahora desconocidos de una masacre que debilitó las aspiraciones democráticas de los chinos.

En el relato abundan los detalles crueles, como los casos de mujeres heridas que fueron asesinadas a bayonetazos, los cadáveres siendo aplastados por vehículos del Ejército o los trozos de cuerpos lanzados a los desagües, además de relatar enfrentamientos entre los soldados y civiles de los que no se tenía registro, como uno ocurrido en el barrio de Shilipu, en las afueras orientales de la ciudad.

Cuasi guerra civil

Según el documento, la fuente de todos estos datos es un "miembro del Consejo de Estado" (Gabinete de China), a la que califica de amigo y "fuente confiable, capaz de separar los hechos de la especulación y los rumores". Expertos consultados por la agencia AFP estiman que la cifra de 10 mil muertos es "creíble”, recordando que los detalles de la masacre son hasta ahora escasos y que el régimen chino los ha ocultado durante todo este tiempo.

Las autoridades chinas ordenaron la represión brutal contra los manifestantes, que exigían democracia, luego de siete semanas de protestas en la Plaza de Tiananmen. Dirigidos por Yang Zhenhua, los soldados del Ejército 27 abrieron fuego contra la multitud. "Los primeros ataques ocurrieron en Mucidi y Shilipu (barrios situados en zonas de acceso a la capital). Las tres primeras oleadas fueron detenidas por los manifestantes”, dice el texto. Luego vinieron los disparos.

También se denuncian ataques a ambulancias, incluso militares, que intentaron asistir a heridos, en un relato que parece describir un desconocido enfrentamiento entre los distintos escuadrones del Ejército chino destinados a reprimir las protestas pro democracia. "Algunos consideraron que otros escuadrones atacarían al Ejército 27, pero no tenían munición", se señala en el documento, dejando en evidencia que el país estuvo a un paso de la guerra civil.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda

Publicidad