Cómo y cuándo usan sus armas los policías en Alemania | Alemania Hoy | DW | 17.06.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Cómo y cuándo usan sus armas los policías en Alemania

El reciente tiroteo mortal de la policía en Atlanta provocó un amplio debate internacional sobre el uso de la fuerza por parte de fuerzas policiales. DW echa un vistazo a las reglas vigentes en Alemania.

En enero de este año, un hombre de 37 años se encontraba parado frente a una estación de policía en la ciudad de Gelsenkirchen, en el oeste de Alemania, blandiendo un cuchillo y un tolete (porra). Después de que el hombre se abalanzó sobre los oficiales, estos le dispararon cuatro veces y le causaron la muerte.

Es uno de los pocos tiroteos que se han registrado este año en Alemania, en los que ha participado la policía. El número de personas muertas por la policía en Alemania es bajo, especialmente en comparación con Estados Unidos y otros países.

Las leyes en Alemania restringen el uso privado de armas de fuego y contribuyen, en parte, al menor uso de armas por parte de la policía: los sospechosos no tienen tantas probabilidades de tener armas de fuego. Esto reduce la posibilidad de que los oficiales perciban una situación como suficientemente peligrosa para justificar el uso de pistolas y otras armas.

Aumento en tiroteos

Aunque el número de víctimas mortales es menor que en otros países, en los últimos años la policía alemana ha disparado más sus armas contra sospechosos.

Según los datos policiales recopilados por el periódico sensacionalista Bild, 14 personas murieron en 2019 después de ser baleadas por la policía, mientras que otras 29 resultaron heridas. Según los informes, el número total de casos en los que se usaron armas también aumentó hasta llegar a 67 casos en 2019, en comparación con 56 del año anterior.

Si las cifras se confirman, el número de muertes representa el doble que hace cinco años.

Los oficiales de policía en Alemania generalmente llevan una pistola, pero el resto de su equipo también depende del estado federado en el que operan.

"Un arma es parte del equipamiento oficial de los agentes de policía, y se la lleva consigo mientras los policías están de servicio", dijo a DW Mechthild Hauff, portavoz de prensa de la Universidad de Policía Alemana.

Además de las pistolas tipo escuadra, a los oficiales también se les permite llevar revólveres y rifles en ciertas situaciones, aunque la munición para estas armas está estrictamente controlada. La policía también puede transportar porras, gas pimienta y también armas de electrochoque en ciertos estados.

Entrenamiento de policías en Alemania

El entrenamiento policial incluye el uso de armas de electrochoques

Marco legal complejo

Los 16 estados de Alemania, así como la policía federal, tienen sus propias leyes que establecen lo que se permite y no se permite a la policía. Aunque cada estado tiene sus propias regulaciones, la mayoría se adhiere a reglas restrictivas similares cuando se trata del uso de armas de fuego.

En la mayoría de los estados, disparar un arma a un sospechoso solo está permitido como último recurso si se han agotado todas las demás medidas, incluido el uso de otros medios de fuerza o disparar un arma contra un objeto para obstaculizar a un sospechoso.

En Renania del Norte-Westfalia (NRW), el estado más poblado de Alemania, así como en Baviera, las leyes establecen que las armas de fuego solo pueden usarse para impedir que una persona pueda atacar o escapar.

"Un disparo que casi con seguridad será fatal solo se permite si es el único medio de prevenir el peligro para la vida o las extremidades de una persona", establecen las leyes de ambos estados.

Algunos estados federados también requieren que los oficiales disparen un tiro de advertencia antes de usar fuerza potencialmente letal. Otros prohíben que los oficiales disparen a una persona en una multitud, a menos que sea la única forma de prevenir un acto de violencia grave, y solo si primero alertan a la multitud de que están a punto de disparar.

La gran mayoría de los estados tienen secciones en sus leyes que dictan explícitamente cuándo está permitido que los oficiales disparen sus armas a las personas, aunque hay algunos estados que tienen reglas más generales.

Berlín, Schleswig-Holstein y la policía federal no tienen capítulos explícitos sobre el uso de armas de fuego, sino que utilizan regulaciones más generales sobre el "uso de la fuerza" y las medidas generales que la policía puede tomar al tratar con sospechosos.

La ética en la formación policial

El entrenamiento policial, que generalmente dura alrededor de tres años en Alemania, enfatiza que las armas solo deben usarse como último recurso.

Incluso las clases sobre cómo enseñar a los reclutas a usar armas de fuego se denominan "entrenamiento de disparos / no disparos".

Durante su entrenamiento, los reclutas se someten a un extenso entrenamiento en armas, pero también aprenden cómo desescalar las situaciones violentas, ejecutando numerosos simulacros sobre cómo hablar con calma con los sospechosos y cómo controlar la situación.

"Los policías y las mujeres policías a menudo tienen que tomar decisiones vitales en cuestión de segundos y adaptar constantemente su posición y la situación respectiva", dijo a DW el inspector jefe Sevinc Sethmacher, portavoz de la academia de policía NRW.

Los reclutas en ese estado de Alemania también reciben clases teóricas y prácticas sobre cómo enfrentar el racismo, la delincuencia política, el extremismo y el terrorismo. Los oficiales de policía en Alemania asisten a seminarios interculturales regularmente, como parte de la capacitación continua.

"Un enfoque profesional, una evaluación legal y una ética están en el centro de nuestras actividades", dijo Sethmacher.

Ayuda psicológica para oficiales

La policía no solo recibe capacitación sobre cómo determinar si se debe usar un arma de fuego o no, sino que también recibe ayuda después de un incidente violento en el que fue necesario el uso de las armas.

Muchos luchan con sentimientos de culpa, o dudan si actuaron correctamente en el momento.

Muchos estados ofrecen servicios de salud mental a policías las 24 horas, y también requieren que los oficiales asistan a asesoramiento psicológico después de disparar su arma de servicio, incluso si nadie resultó herido o muerto.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 01:52

Caso de Rayshrad Brooks causa protestas y caos en Atlanta

DW recomienda