¿Cómo podemos combatir el estrés? | Sociedad | DW | 02.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

¿Cómo podemos combatir el estrés?

Un 60 por ciento de los alemanes padece estrés, según muestra una reciente encuesta. Por este motivo, se dispararon las bajas laborales en el país. Aquí les mostramos algunos consejos de expertos para combatirlo.

Los alemanes están estresados. Esa es la conclusión de un estudio realizado por el Instituto Forsa de Investigación Social. Y las mujeres son las más afectadas: el 63 por ciento sufre estrés. Entre los hombres, la dolencia es algo menos frecuente: la padece el 53 por ciento. El principal desencadenante del estrés de los alemanes es el trabajo, pero la propia autoexigencia y el perfeccionismo de los afectados es el segundo factor. El estudio también revela que, en el sur de Alemania, los alemanes están más estresados que en el norte.

12.06.2013 DW Fit und Gesund Stress 2

Según la encuesta, las mujeres alemanas padecen más estrés que los hombres.

"El estrés no es una enfermedad"

El psiquiatra Hans-Joachim Thimm cree que "el estrés, el síndrome de burnout y la depresión preocupan mucho a la sociedad en la actualidad". Y va aún más lejos: "El número de bajas laborales por enfermedades de origen psiquiátrico se ha disparado. Las empresas deben reaccionar ante este fenómeno, así como las compañías médicas. Los costes laborales por este motivo han aumentado mucho", dice Thimm, en declaraciones a Deutsche Welle. "El estrés no es, por sí mismo, una enfermedad, aunque sí puede ser el desencadenante de algunas dolencias." Entre ellas estarían afecciones coronarias, molestias estomacales y depresión.

"El 30 por ciento de nuestros pacientes están aquejados de depresión", continúa Thimm. "Muchos prefieren utilizar el término burnout, porque tiene la implicación positiva de que la persona enfermó por su propia actividad", asegura. Thimm cree que realizar un diagnóstico certero es fundamental a la hora de tratar la enfermedad, pues ambas dolencias requieren terapias distintas.

El "síndrome de burnout" está de moda, pero es real

A Thimm no le sorprende en absoluto que las mujeres padezcan más estrés que los hombres. Tienen doble carga, pues muchas tienen una vida profesional además de cargar con gran parte de las tareas del hogar. Además, están peor remuneradas y cuentan con menos posibilidades de ascender laboralmente.

Aunque hoy día se utiliza el término "síndrome de burnout" un poco a la ligera, Thimm cree que la sensación de sobrecarga física y mental que hace sentirse enfermas a algunas personas es absolutamente real. Según el psiquiatra, ello se debe a las compactas jornadas laborales, la abrumadora presencia de nuevas tecnologías y la sensación de tener que estar siempre disponible para la empresa. El perfeccionismo es el mejor caldo de cultivo del estrés duradero. La receta del psiquiatra parece sencilla: "Hacer el 80 por cierto de lo previsto, distribuir tareas, delegar, estar atentos a los síntomas de cansancio, festejar los éxitos y recompensarse por ellos." Para conseguir objetivos, nada hay como sentirse feliz.

Dr. Günter Koch ACHTUNG SCHLECHTE QUALITÄT

El psicólogo Günter Koch propone crear "espacios libres de obligaciones" para combatir el estrés.

Espacios libres de obligaciones

Günter Koch, director de la Academia Alemana de Psicólogos, también piensa que las expectativas demasiado altas son el principal desencadenante del estrés. En conversación con Deutsche Welle, Koch apunta a la vida del hogar como fuente añadida de tensión: "Hasta hace 20 años, eran los niños los que se adaptaban al horario de los padres. Hoy sucede justo lo contrario: los padres, además de llevar a cabo sus obligaciones laborales, deben ser chóferes de sus hijos y cuidarlos durante sus actividades de ocio."

Según estudios recientes, otra fuente de nerviosismo consiste en el hecho de no completar tareas. "A lo largo del día, nos manejamos con distintos medios para comunicarnos: correos electrónicos, mensajes de texto, chats, etc... e interrumpimos permanentemente estas tareas," explica Koch. Así no logramos alcanzar objetivos y tampoco acabamos de descansar. Koch recomienda menos autoexigencia y más espacios libres de obligaciones para toda la familia.

DW recomienda