1. Ir al contenido
  2. Ir al menú principal
  3. Ir a más sitios de DW

Cómo influye el sexo en el rendimiento deportivo

Julia Vergin
1 de julio de 2024

El sexo es saludable, pero puede ser agotador. Por eso, muchos deportistas creen que es mejor mantener la abstinencia antes de una competencia ¿Tiene sentido evitar ciertas actividades en la cama para ganar?

https://p.dw.com/p/4hkgv
Corredor de espaldas a la cámara, avanzando hacia un horizonte dorado, con la luz de la mañana.
Euforia, menos miedo y dolor, paz interior: el llamado "subidón del corredor" también podría influir en el sexo.Imagen: Florian Gaul/greatif/picture alliance

¡Nada de sexo antes de competir! Este fue el lema del deporte profesional durante mucho tiempo. El supuesto: la energía y la agresividad acumuladas mediante la abstinencia sexual se liberan durante la práctica deportiva y aumentan las posibilidades de ganar.

Sin embargo, prohibir a los deportistas -como a los jugadores de la Eurocopa- toda actividad sexual no tiene sentido. Al fin y al cabo, el sexo tiene efectos muy positivos en el cuerpo y la mente. Y, sin duda, puede mejorar el rendimiento deportivo.

¿Qué ocurre en el cuerpo durante el sexo?

El sexo pone en marcha el sistema cardiovascular, estimula la circulación sanguínea, alivia el estrés y el dolor y ayuda a dormir. En todos estos procesos físicos y psicológicos intervienen numerosas hormonas.

Michael Siebers investiga cómo funciona exactamente. Es médico en formación de psiquiatría y psicoterapia, y asistente de investigación en el Instituto de Psiquiatría Forense e Investigación Sexual de Essen.

Según Siebers, la adrenalina aumenta la tensión arterial durante la fase de excitación. La dopamina garantiza la anticipación y la euforia, y la testosterona y los estrógenos, el deseo sexual.

En la llamada fase de meseta, entra en juego la oxitocina, mientras que los niveles de adrenalina y dopamina apenas aumentan, dice Siebers: "La oxitocina es la hormona del cariño. Garantiza la cercanía y la vinculación. Los niveles de oxitocina alcanzan su máximo durante la fase del orgasmo".

Por último, tras el orgasmo, la prolactina adquiere protagonismo. "Entre otras cosas, es la hormona de la relajación y la satisfacción, la que nos indica que ya no queremos sexo", dice Siebers. La prolactina podría convertirse en un problema en el deporte.

¿Es malo practicar sexo antes de hacer deporte?

"Los niveles de prolactina se elevan hasta una hora después del sexo", explica Siebers, refiriéndose a un estudio que investigó el complejo efecto de la prolactina en la sexualidad humana. El efecto calmante de la hormona bien podría ser un obstáculo en las competiciones deportivas. Así que tener un orgasmo justo antes del pitido inicial o del pistoletazo de salida quizá no sea la mejor idea.

Aparte de eso, sin embargo, no hay ninguna razón por la que tener sexo la noche antes de una competencia, por ejemplo, deba ser problemático, dice Siebers. Algunos estudios sobre la influencia del sexo en el rendimiento atlético han llegado a la conclusión de que el sexo debilita los músculos de las piernas y que, como consecuencia, los atletas son más lentos.

Sin embargo, un metaanálisis más reciente,de 2022, sobre el tema del deporte y el sexo,  en el que se evaluaron los resultados de muchos estudios individuales, afirma que el sexo no tiene efectos negativos en el rendimiento de los atletas. Más bien al contrario. Michael Siebers sospecha que el sexo podría incluso mejorar el rendimiento atlético.

¿Mejora el sexo el rendimiento?

"El sexo es una actividad física y, por tanto, puede aumentar de forma natural la forma física", afirma Siebers. Y los efectos sobre la psiquis también son inmensos. El deporte y el sexo pueden tener algo crucial en común: la sensación de "subidón".

Michael Siebers lo está investigando. Se concentra, concretamente, en el llamado "subidón del corredor" (o runners high). "El subidón del corredor es una sensación que se produce durante los deportes de resistencia y que va acompañada de euforia, menos ansiedad, menos dolor y calma", detalla.

"Esta sensación de subidón probablemente está provocada por los endocannabinoides", dice el investigador. Se trata de sustancias parecidas al cannabis, que el propio cuerpo produce. Forman parte del sistema cannabinoide del propio cuerpo, que a su vez forma parte del sistema nervioso. Entre otras cosas, interviene en los procesos de aprendizaje y movimiento.

Siebers supone que este sistema cannabinoide no sólo se activa durante la carrera, sino también durante el sexo. Otros estudios deberían aportar claridad.

"Los endocannabinoides, la oxitocina y la prolactina tienen un efecto calmante y reductor del estrés en el cuerpo. Esto, a su vez, es bueno para la salud", afirma Siebers. La calidad del sueño también aumenta significativamente. Y dormir bien es especialmente importante para los deportistas. El dolor y la ansiedad disminuyen, la euforia aumenta.

Según resultados anteriores, hay poco que decir en contra del sexo, ni siquiera antes de una competición.

(gg/rml)