¿Cómo funcionan la evacuación y el rescate en caso de huracán? | El Mundo | DW | 06.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Desastres naturales

¿Cómo funcionan la evacuación y el rescate en caso de huracán?

Según los meteorólogos, el huracán Irma será aún más fuerte que la tormenta Harvey. ¿Qué medidas son necesarias para proteger a la población civil?

No existe un plan único de evacuación universal. Cada ciudad y cada región tratan de prevenir los daños por sus propios medios. A menudo, el último recurso es la evacuación de distritos o regiones enteros. Aunque según un portavoz de bomberos de Miami, es importante evitar el pánico innecesario. Mientras tanto, los responsables de los servicios de emergencia observan las previsiones meteorológicas de la NOAA (Nacional Oceanic and Atmospheric Administration) y solo deciden intervenir si hay una amenaza clara.

Más temas:

Huracanes, tormentas y destrucción

Los huracanes Irma, Katia y José no dan tregua

Por otra parte, las organizaciones de ayuda se dedican a construir refugios de emergencia que podrían servir de cobijo a la mitad de la población. Jimmy L. Morales, gerente de administración municipal de Miami Beach, ordenó llenar sacos de arena  y levantar diques como medida de protección contra las inundaciones. Además, organizó un sistema de autobuses de rescate y coordina a los bomberos, a las unidades de rescate y a la ayuda del ejército estadounidense.

Principio de autoresponsabilidad

En los Estados Unidos, los cuerpos de emergencia que actúan en casos de catástrofes naturales, como la Agencia Federal para Gestión de Emergencia (FEMA), piden a los propios ciudadanos que se preparen. Para eso hay listas de verificación con consejos útiles, aunque a veces también con indicaciones cuestionables.

Por ejemplo, las baterías de los teléfonos móviles deberían estar cargadas y  el uso del teléfono se debería limitar a funciones clave. Es decir, mejor no utilizar aplicaciones como Snapchat o similares. En caso de que haya cortes de luz, las bolsas de hielo pueden servir para mantener los alimentos más perecederos. Y, en el mejor de los casos, habría que agenciarse un generador de electricidad de emergencia.

También se recomienda tener casi cuatro litros de agua por persona y día, una radio portátil, linternas y vendas. En caso de que la cosas se ponga grave quizá no baste con eso, pero por lo menos se está equipado, anuncia el Miami News Times.

Ciudadanos abrumados

Algunos coordinadores de emergencias de Miami, como Mark Weller, observan cómo los ciudadanos intentan asegurar las ventanas con cintas adhesivas, porque los sistemas de protección para la madera ya se agotaron. Según los informes, los ciudadanos están simplemente abrumados por la responsabilidad que supone tener que cuidar de sí mismos.

¿Por dónde empezar? De ellos se espera que contacten a los centros de emergencia, que busquen rutas de huida seguras, que coordinen entre los miembros de la familia los puntos de encuentro, aseguren la casa… Además, alrededor de la casa, todo tiene que estar recogido. Sobre todo la basura. Y, sobre todo, estar continuamente al tanto de las indicaciones oficiales que llegan por radio o a través de la pantalla.

Cuando ya no sepan qué hacer, podrán dirigirse a organizaciones de ayuda vecinal como "Neighbours 4 Neighbours". Esa ayuda mutua entre vecinos fue muy útil durante el paso de la tormenta "Harvey" por Houston. Por el momento, los grupos de ayuda del vecindario están recolectando ropa de color claro para que las personas en situación de emergencia sean más visibles en la oscuridad. Además, hay un servicio de transporte para resguardar coches privados y barcos en lugares especialmente protegidos.

Sistema vulnerable

Actualmente las agencias de seguridad están revisando todo el sistema telefónico de líneas de emergencia. Al contrario de lo que pasó en Houston, esta vez deberían aguantar activas ante la posible avalancha de solicitudes de ayuda que podría llegar. En Houston la comunicación falló durante horas y las fuerzas de apoyo no pudieron coordinarse para prestar ayuda allí donde más se necesitaba. Las líneas terrestres de teléfono y energía siguen siendo una de las principales debilidades de la infraestructura en EE.UU., y los centros de emergencia prevén que habrá cortes por la tormenta.

Alarma hasta París

Desde los territorios franceses de ultramar, el gobierno de París recibió noticias de que había miles de personas en peligro en las islas del Caribe por la tormenta Irma. En las Antillas Menores San Martín y San Bartolomé, más de 7.000 personas se negaron a buscar refugio. La ministra responsable de la región, Annik Girardin, aún sigue pidiendo a los residentes que se protejan y que sigan los consejos y las instrucciones de las autoridades.

Autor: Wolfgang Dick (JG/VT)

DW recomienda

Publicidad