¿Cómo cura un anfibio mexicano sus heridas? | Salud | DW | 09.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Salud

¿Cómo cura un anfibio mexicano sus heridas?

Los científicos estan investigando el anfibio "Axolotl" por su capacidad regenerativa cuando pierde sus propias extremidades con la esperanza de poder aplicarlo para el ser humano.

El anfibio mexicano Axolotl

El anfibio mexicano "Axolotl"

Cuando el anfibio mexicano Axolotl pierde sus extremidades, simplemente crecen de nuevo y las hemorragias se paran en pocos segundos. Los científicos quieren entender como funciona para poder usar los fenómenos para la medicina humana.

Según la científica Christina Allmeling del Centro de Bioregeneración de la facultad de medicina en Hannover, ellos no solo quieren investigar el anfibio Axolotl, si no también garantizar la conservación de la especie. Axolotl significa “monstruo del agua”. Con razón porque el animal vive su vida entera en el agua.

Como consecuencia de la polución, dicho anfibio está en vía de extinción en su país de origen, México. En el centro de Hannover viven 120 anfibios que no parecen muy especiales. Pero estos pequeños animales se regeneran de un forma casi milagrosa. El animal consigue recuperar sus extremidades que, por ejemplo, ha perdido en un accidente o por ataques de otros animales.

¿Cual es el secreto?

Para saber qué pasa, cuando las extremidades vuelven a crecer tan fácilmente, los científicos anestesian a los animales y les amputan alguna parte. Para su doctorado, Björn Menger ya lo hizo casi 300 veces y siempre de nuevo se queda sorprendido con qué rapidez se paran las hemorragias. “En pocas horas se forma un tejido para cerrar la herida,” explica la Dr. Kerstin Reimers-Fadhlaoui.

Este tejido del anfibio tiene un efecto regenerador. Por eso una pierna amputada vuelve a crecer en algunas semanas. Con culturas de células es posible analizar el proceso. El sistema inmunológico es muy importante para el proceso de regeneración. “También estudiamos los factores del crecimiento y de los genes que son la causa del proceso. Para eso se toman tejido y células de los animales. Con métodos biomoleculares se investiga cuáles de los genes se activan", cuenta Kerstin Reimers-Fadhlaoui a Deutsche Welle.

Medicamentos "mágicos"

Procesos de regeneraciones ya son conocidos en peces, pero el Axolotl esta genéticamente mucho más cerca del hombre. Por eso existe la esperanza de que se podrían usar las capacidades del anfibio para los humanos. Para el cirujano Björn Menger eso sería un éxito enorme: “Eso por ejemplo, ayudaría mucho para heridas grandes de la piel o de los huesos.”

Los científicos esperan encontrar medicamentos que tengan el mismo efecto que tienen los anfibios automáticamente. Tal vez, algún día será posible aumentar la velocidad de la curación, cuando por ejemplo alguien pierde una extremidad en un accidente. “Nuestra visión seria que algún día el hombre también consiga regenerar sus propias extremidades como el Axolotl, sueña Kerstin Reimers-Fadhlaoui.

Autor: Michael Engel/ Lea Ferno
Editor: José Ospina-Valencia

Publicidad