Bush y los economistas | Economía | DW | 04.11.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Bush y los economistas

Diversos expertos se manifestaron en Alemania con respecto a las repercusiones de la reelección de Georg W. Bush para la economía. En resumen: todo queda como está y eso no es malo para Alemania, según los economistas.

default

Un corredor telefonea en la bolsa de Fráncfort, donde los valores permanecieron firmes después de la reelección de Bush.


Norbert Walter, el economista jefe del Deutsche Bank, dijo en entrevista con la DEUTSCHE WELLE: "El dólar débil favorece a los Estados Unidos y es el único instrumento existente para corregir el déficit de balanza de pago. Bush tendrá que distanciarse de su política de endeudamiento, porque a fin de cuentas tampoco el Congreso dominado por los republicanos va a apoyar la actual situación presupuestaria.

"Promesas quedarán por el camino"

Algunas de las promesas electorales van a quedar por el camino. Las reducciones de impuestos planeadas van a ser llevadas a la práctica, pero se van a registrar recortes en muchos lados y se va a ahorrar. Más reducciones impositivas son poco realistas."

Por su parte, Hans-Olaf Henkel, ex presidente de la Asociación Industrial alemana y actual presidente de la Sociedad Científica Leibniz, comentó también para DEUTSCHE WELLE: "Creo que para el comercio libre mundial y los intereses de la industria exportadora alemana, Bush es un mejor presidente de lo que pudiera haber sido Kerry.

"Ideas preocupantes para Alemania"

Kerry tenía ideas que, de haberlas podido llevar a la práctica, hubieran sido preocupantes para Alemania. Por ejemplo quería traer de vuelta puestos de trabajo norteamericanos de Europa y China. Y ello hubiera sido a costa de empleos en Alemania, Europa o China.

Además abogaba más por el proteccionismo y estaba bajo fuerte influencia de los sindicatos, que lo apoyaron también fuertemente. En cuanto al déficit presupuestario, es naturalmente alto. Pero en EE.UU. siempre se logró, durante muchos años, obtener también superávits presupuestarios. Y eso Alemania no lo logra desde hace 35 años".

"El déficit presupuestario descenderá"

"Bush planea limitar los gastos en la asistencia social y las pensiones y llevar a la práctica las reducciones impositivas ya aprobadas", dice por su parte el economista jefe para Europa del Bank of America, Holger Schmieding. "Ambas medidas suponen a largo plazo un impulso para el crecimiento".

"Por otra parte, el déficit presupuestario ya sobrepasó su cenit y en los próximos años seguramente descenderá de actualmente 420.000 a 320.000 millones de dólares. El alto déficit de balanza de pagos se relativiza porque la economía norteamericana tiene actualmente una constitución básicamente sólida", agregó.

"Todo queda como está"

"Todo queda como está", opina Fred B. Irwin, quien cuenta con pocos cambios en la política económica del nuevo gobierno norteamericano. "De interés es, sin embargo, una eventual designación de nuevos ministros, en especial los de Economía y Finanzas.

Tampoco se sabe todavía quién va a suceder al presidente del Federal Reserve, el banco central, Alan Greenspan, que probablemente se retire en 2006", agregó, concluyendo que "Bush debe intentar en cualquier caso reducir el déficit presupuestario".

DW recomienda