Buques de Irán, ¿en misión secreta para reactivar la industria petrolera en Venezuela? | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 25.05.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Buques de Irán, ¿en misión secreta para reactivar la industria petrolera en Venezuela?

Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, celebra la llegada de buques iraníes cargados de gasolina para paliar el desabastecimiento de combustible. ¿Qué hay detrás de esta acción?

Este lunes (25.05.2020), el ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck El Aissami, celebraba vía Twitter la llegada del petrolero Fortune, el primero de cinco buques iraníes que llevan gasolina al país sudamericano, que ya antes de la crisis del coronavirus atravesaba por un agudo desabastecimiento de combustible.


El gobierno de Nicolás Maduro asegura que la llegada de los cargueros iraníes, que transportarían 245 millones de litros de gasolina, mitigará la escasez en el país.

Según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la producción petrolera venezolana ha caído de más de tres millones de barriles diarios, hace una década, a 620.000 barriles en la actualidad.

El colapso de la industria del oro negro se debe a varios factores, como políticas fallidas, falta de inversión y corrupción. A esto se suma un embargo petrolero vigente desde 2019, que forma parte de las sanciones económicas con las que Estados Unidos busca debilitar al gobierno en Caracas, así como el colapso de los precios del petróleo a nivel mundial.

El exdirectivo de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) José Toro Hardy, dijo a la agencia AFP que, previamente a la cuarentena decretada en marzo ante la pandemia de COVID-19, se consumían entre 70.000 y 80.000 barriles diarios en el país sudamericano. Hasta la fecha, la oferta ha bajado a un quinto de ese total, agregó el especialista petrolero Luis Oliveros.

Irán, ¿en misión secreta?

Para el politólogo Andrés Cañizález, consejero académico del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), todo apunta a que, aparte de la gasolina, los buques también transportan insumos necesarios para reactivar la refinación de petróleo en el país, que se encuentra virtualmente paralizada. Para ello se requerirían, por ejemplo, catalizadores que antes eran traídos de Estados Unidos.

En el país se forman largas colas para comprar gasolina.

En el país se forman largas colas para comprar gasolina.

Cañizález cuenta a DW que, en las últimas semanas, periodistas documentaron 17 vuelos de la aerolínea iraní Mahan Air, sancionada por Estados Unidos, al estado Falcón, en el norte del país. El político opositor Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, detalló que los vuelos arribaron "al aeropuerto de Las Piedras, donde queda una de las principales refinerías de Venezuela". Los viajes se habrían realizado entre el 22 de abril y el 8 de mayo. A raíz de esa llegada tan frecuente de vuelos, "uno podría inferir que hay asesoría iraní para reactivar ese complejo refinador", dice el politólogo.

Una "cruel paradoja"

Cañizález explica que, en una situación normal, el volumen de combustible que transportan los cargueros alcanzaría para aproximadamente un mes. Sin embargo, el gobierno ha implementado un sistema de racionamiento: exceptuando a los funcionarios policiales y militares, solo se pueden adquirir 20 litros por persona a la semana, y, en las últimas diez semanas, "no ha habido ni una gota de gasolina en muchas ciudades".

Si el gobierno llegara a racionar el combustible iraní de la misma manera, esa gasolina podría durar mucho más de un mes. "Probablemente nos enfrentemos a un esquema permanente de racionamiento, y es una cruel paradoja que eso ocurra en el país que tenga una de las reservas petroleras más altas del mundo", agrega.

Uno de los buques iraníes que viajan a Venezuela.

Uno de los buques iraníes que viajan a Venezuela.

En opinión del experto de CADAL, el tema del envío de gasolina forma parte de la campaña propagandística de la administración chavista. "El gobierno ha querido presentarlo como que en Venezuela no hay gasolina debido al bloqueo estadounidense. En el discurso oficial, se ha convertido en una suerte de ética la llegada de gasolina, sosteniendo que los tanqueros han logrado vencer el bloqueo de Estados Unidos".

Cañizález duda de que el combustible iraní vaya a resolver la crisis de desabastecimiento, pero cree que le servirá al gobierno para ganar tiempo mientras decida alguna estrategia, que podría incluir la reactivación de la refinación petrolera local. 

¿Pagar con oro ilegal?

Otra incógnita que envuelve el envío iraní tiene que ver con el pago de ese servicio. El líder opositor Juan Guaidó acusa a Nicolás Maduro de pagar a Irán con oro extraído ilegalmente de las minas venezolanas. Al respecto, Andrés Cañizález dice que "el gobierno ha querido presentar el tema de la gasolina como una muestra de solidaridad por parte de Irán, pero en realidad hay una transacción comercial. El gobierno está en bancarrota y no tiene los recursos para pagar en dinero; es probable que haya pagado con oro. No me extrañaría que en los 17 vuelos procedentes de Irán probablemente se haya llevado oro de regreso", afirma el politólogo.

(cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema