Buque de rescate Sea-Watch 3: todo lo que necesita saber | El Mundo | DW | 02.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Buque de rescate Sea-Watch 3: todo lo que necesita saber

El enfrentamiento entre Sea-Watch 3 y el gobierno italiano terminó con el arresto de la capitana Carola Rackete. Las leyes marítimas internacionales y las de los países a menudo no coinciden.

¿Qué leyes italianas violó Sea-Watch 3?

Carola Rackete, capitana del buque de búsqueda y salvamento Sea-Watch 3, fue detenida el sábado por las autoridades italianas por "resistencia a un buque de guerra" después de que su barco chocara con una lancha de la policía de aduanas y de fronteras en el puerto mediterráneo de Lampedusa. Aunque no hubo heridos, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, describió el incidente como "un acto de guerra".

Si es condenada, Rackete podría enfrentar 10 años de prisión. También podría ser objeto de una multa de hasta 50.000 euros, recientemente impuesta por las autoridades italianas, por traer a personas rescatadas a sus muelles sin permiso. Los fiscales sicilianos abrieron una investigación contra Rackete por apoyar el tráfico de personas.

¿Qué leyes marítimas internacionales aplicó Sea-Watch 3?

Sea-Watch 3 dice que Rackete, una alemana de 31 años, estaba cumpliendo la ley marítima internacional al rescatarlos y llevarlos a un puerto seguro. "Ciertamente, hay diferentes áreas de regulación que no coinciden entre sí", dijo Nele Matz-Lück, profesora de derecho internacional y marítimo en la Universidad de Kiel. 

Por esa razón, Salvini y los guardacostas italianos también tenían derecho a denegar la entrada al buque y a utilizar la fuerza para intentar bloquear el puerto. Pero, añadió Matz-Lück, es incorrecto definir esto como un "acto de guerra".

Corresponderá al poder judicial italiano decidir cómo se interpretará el incidente entre los barcos. En una declaración emitida el domingo, Sea-Watch aseguró: "La capitana Rackete realizó todas las maniobras muy lentamente, sin confrontación, para dar al barco [de los guardacostas italianos] tiempo suficiente para alejarse de su posición entre el Sea-Watch 3 y el muelle". 

También hay espacio para la interpretación sobre la condición a bordo. Aunque normalmente los buques están obligados a seguir las instrucciones de un puerto, si quien esté al mando considera la situación a bordo de una emergencia (si se agotan los alimentos y la gente se enferma), tendría derecho a forzar la entrada en el puerto. "La gravedad real de la situación es, por supuesto, hasta cierto punto una cuestión de interpretación", dijo Constantin Hruschka, investigador del Instituto Max Planck de Derecho Social y Política Social de Munich.

¿Por qué no se pudo llevar a los refugiados de vuelta a Libia?

Políticos de la extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) argumentan que Rackete podría haber llevado a los refugiados de vuelta a Libia, desde donde había partido su barco accidentado (Lampedusa está más cerca del norte de África que de la Italia continental).

"Por un lado, no hay obligación de llevar a nadie al puerto más cercano", dijo Matz-Lück. Esta norma garantiza que los buques mercantes, por ejemplo, puedan continuar en la ruta prevista si recogen a las personas de los buques siniestrados. "Pero tiene que ser un lugar seguro", añadió Matz-Lück. "Y un lugar seguro no sólo significa tierra firme, sino también un lugar donde la gente pueda satisfacer sus necesidades básicas. Así que Libia claramente no calificó."

Ver el video 03:31

Europa dividida ante el arresto de la capitana de la ONG "Sea Watch"

¿Por qué no se podía llevar a los inmigrantes a otro puerto europeo?

Durante el enfrentamiento de 16 días entre Sea-Watch 3 y las autoridades italianas, muchos argumentaron que Rackete debería haber llevado el barco a otro país europeo. Después de todo, el Ministro de Asuntos Exteriores italiano, Enzo Moavero Milanesi, dijo el viernes que cinco países de la UE se habían ofrecido a acoger a los 40 inmigrantes: Francia, Alemania, Finlandia, Luxemburgo y Portugal.

Pero, según Matz-Lück, el derecho marítimo ofrece al capitán, en tales circunstancias, mucho espacio para la interpretación. "Si ella dice que la situación a bordo no se ajusta a eso, o que el suministro de agua, o el suministro de combustible no se ajusta a eso, entonces depende del capitán si el barco viaja o no", dijo. "No hay regulaciones legales claras de lo que se debe hacer en tales situaciones." 

¿Por qué no se puede distribuir a los inmigrantes rescatados por toda Europa?

La Unión Europea no dispone de ningún mecanismo que permita distribuir de forma justa y segura a los refugiados rescatados del Mediterráneo en todo el bloque, lo que significa, en efecto, que es probable que haya más distanciamientos y crisis como la que está ocurriendo con Sea-Watch 3.

"Si se pudiera encontrar una regulación legal de la UE acordada por todos, se podrían distribuir", dijo Hruschka. 

En otras palabras, por cada buque que llega a Europa, la pregunta siempre se hace de nuevo: ¿Quién se los llevará? Italia y Malta han dicho que no dejarán entrar a nadie en tierra a menos que otros países hayan aceptado acogerlos. "¿Por qué dicen eso? Porque si llegan a sus costas y presentan una solicitud de asilo y tratan de obtener protección, entonces el Estado sería responsable", dijo Hruschka. Así lo estipula el sistema de Dublín. 

Si otros estados de la UE dijeron que se llevarían a los inmigrantes, ¿por qué Italia no abriría su puerto?

Esto se debe a la postura de línea dura adoptada por el Gobierno italiano. "La idea de Salvini es cerrar todos los puertos. Va un paso más allá; dice que esto es siempre tráfico, y por lo tanto potencialmente criminal, y que no se puede permitir", dijo Hruschka. "La agenda política entre los países es muy diferente", concluye. 

(dg/)

 Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema