Bukele, ″todavía una incógnita″ para El Salvador | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 15.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Bukele, "todavía una incógnita" para El Salvador

Nayib Bukele es a partir de hoy oficialmente el presidente electo de El Salvador. Sobre el proceso electoral, los desafíos, y la relación con la UE, DW habló con el jefe de la Misión de Observación Electoral europea.

Nayib Bukele es desde hoy oficialmente el futuro presidente de El Salvador, al recibir del Tribunal Supremo Electoral (TSE) la certificación de su victoria electoral. Su triunfo "representa un paso hacia una democracia participativa reconciliada”: así consta en un comunicado de la UE al quedar claro el inédito triunfo en primera vuelta de un candidato que no forma parte del bipartidismo que ha imperado en el país centroamericano.

"Hay que leer la historia completa de El Salvador. Una guerra civil cruenta, donde la transición creó dos partidos políticos antagónicos, cada uno en la extrema. No había centro. El uno en la extrema derecha y el otro en la extrema izquierda”, explicó a DW Carlos Iturgaiz, jefe de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Unión Europea.

Una tercera vía

"El que surjan nuevos partidos es positivo para la joven democracia. Creo que se han roto ya tabúes en El Salvador. Hay otros actores políticos”, agrega. 

"El Salvador ha dado una lección de democracia”, afirma Iturgaiz. A la cabeza del equipo de especialistas y observadores europeos que se encuentra en el país desde diciembre de 2018, el político vasco ha profundizado en la situación y los actores sociales y políticos locales.

En las elecciones municipales de 2017 también estuvo a la cabeza del equipo. "Las elecciones fueron limpias. Aquellos que intentaron que la sombra del fraude pudiera planear sobre los comicios, fracasaron. Podemos decirlo claramente”, agrega.

 Aunque el informe definitivo se entrega apenas en abril, en el preliminar se detectan "pequeñas irregularidades” como la compra de votos – más bien indirecta y en zonas rurales-  y  la utilización de los medios nacionales para el candidato del oficialismo.

"Los medios privados, las grandes cadenas, estaban a favor de ARENA. GANA –la plataforma de Bukele- estaba desaparecida de los medios nacionales y privados. Se le hizo como un boicot. A través de las redes, ellos sacaron la cabeza. Por eso tiene más mérito Nayib Bukele, a pesar de no tener momentos televisivos, radio, ni periódicos”, apunta.

Al éxito de Bukele aportó tanto su dinamismo como el cansancio de los dos partidos que han protagonizado tradicionalmente la vida de El Salvador.

San Salvador Quezaltepeque 18th Straßengang (Getty Images/AFP/J. Cabezas)

Maras: la peor cara de la violencia en El Salvador.

"El FMLN vino de las municipales muy tocado, y ahora no han llegado ni al 15%.  Y en ARENA, que roza el 30%, ya hay voces que piden una refundación del partido”, sigue Iturgaiz. En su opinión, que Bukele haya pintado una línea roja entre su gestión y los gobiernos de Venezuela y Nicaragua, también le granjeó simpatías.

Los desafíos y la UE

En cualquier caso, la esperanza de superar los tres grandes problemas de El Salvador –la corrupción, la pobreza y la violencia- se encuentran cifradas en este empresario de origen palestino. "Es todavía una incógnita, todo ha sido muy atípico”, recalca Iturgaiz. 

A la vez que avala el proceso electoral, Iturgaiz quiere creer que las incipientes señales muestran una mayor inclusión de El Salvador a nivel regional e internacional, también con la UE.

Pero no es que la UE haya estado lejos del país centroamericano: tuvo un papel importante en los acuerdos de paz, desde el 2012 tiene con éste y los otros cinco países centroamericanos un acuerdo de asociación, es uno de los principales cooperantes, uno de los mayores inversionistas y su segundo socio comercial. La cooperación europea ha sido muy activa en el combate de la violencia, en el marco, por ejemplo, del "Plan Salvador Seguro” (PESS), del gobierno saliente.

El Salvador neue Migranten-Karawane (Getty Images/AFP/M. Recinos)

Muchos salvadoreños se han unido a la caravana de emigrantes.

Este programa, según Saúl Baños, director de Fespad (Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho), cuenta con aportes de distintos sectores de la sociedad sobre cómo  abordar la violencia de forma integral.

"El Salvador no puede caer en el error de que ante un nuevo gobierno hay nuevas políticas públicas. El PESS es un buen instrumento que ha posibilitado darle rumbo al tema de seguridad en el país”, señaló Baños.

La inseguridad, sigue Iturgaiz, es lo que ha llevado a que 3 millones de salvadoreños vivan en Estados Unidos. Y a las olas de migrantes hacia el norte. En la intensificación del acuerdo comercial con la UE ve Iturgaiz una posible salida. "Si se ayuda al país en la creación de más pequeñas y medianas empresas que creen puestos de trabajo, habrá muchos que se lo piensen mejor antes de dejar su tierra”, afirma Iturgaiz. "Dependiendo del plan que tenga Bukele”, concluye.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda