Bukele dice mayoría de archivos sobre masacre de El Mozote ya no existen | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 25.09.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Bukele dice mayoría de archivos sobre masacre de El Mozote ya no existen

El mandatario salvadoreño desclasificó la información militar sobre la matanza de 1.000 campesinos en 1981, pero sólo exhibió cinco cajas pequeñas de documentos pues los demás, dijo, "fueron destruidos".

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, desclasificó una serie de archivos militares supuestamente relacionados con la masacre de unos 1.000 campesinos en El Mozote en 1981, que fueron presentados este jueves (24.09.2020) y que se entregarán al juez del proceso y a la Fiscalía General de la República (FGR).

"Yo determino que los archivos de El Mozote no son secretos y por lo tanto deben ser entregados", dijo el mandatario durante una cadena nacional de radio y televisión. 

No obstante, el jefe de Estado señaló que "la mayoría de archivos, como ustedes esperaran y cualquier salvadoreño se imaginará, fueron destruidos en estos cuarenta años". 

Aclaró que los documentos, que presentó en cinco cajas pequeñas y cuyo contenido no especificó, son "el cien por ciento de documentos que hemos encontrado en el Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada y en los cuarteles que se supone pudieron haber participado en la masacre". 

Defiende bloqueo a diligencia judicial

El mandatario defendió el bloqueo que el Ejército hizo el lunes a una diligencia judicial de búsqueda de archivos por el supuesto peligro de que se dieran a conocer planes secretos actuales. 

Esta acción de bloqueo generó el rechazo de los sobrevivientes y de varios organismos internacionales, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). 

El juez del proceso de El Mozote ordenó el martes a Bukele y a su ministro de la Defensa, René Merino Monroy, que explicaran si alguno de ellos dio la orden de bloquear la diligencia. 

El juzgador además les solicitó que, si la orden fue dada por ellos, manifiesten "las razones de hecho y derecho para la negación del acceso a los archivos militares". 

Entre el 10 y 13 de diciembre de 1981, unidades elites del Ejército ejecutaron al menos a 988 personas, la mayoría niños, en una operación militar de tierra arrasada. 

Por esta matanza son procesados más de una docena de mandos militares retirados por crímenes de guerra y de lesa humanidad. 

gs (efe, La Prensa Gráfica)

DW recomienda