Bruselas veta la fusión de Alstom y Siemens | Europa | DW | 06.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Bruselas veta la fusión de Alstom y Siemens

La CE prohibió la operación por considerar que "dañaría" la competencia en los mercados de trenes de alta velocidad y sistemas de señalización al dar lugar a un "líder indiscutible" en determinados mercados.

La Comisión Europea (CE) anunció este miércoles (06.02.2019) que prohíbe la fusión de las operaciones ferroviarias del grupo industrial alemán Siemens y su rival francés Alstom, al considerar que "dañaría" la competencia en los mercados de señalización ferroviaria y alta velocidad, tras constatar que las compañías no han ofrecido medidas correctivas "suficientes".

"Siemens y Alstom son dos puntas de lanza de la industria ferroviaria, sin medidas correctivas suficientes esta fusión hubiera supuesto un aumento de precios en los sistemas de señalización que garantizan la seguridad de los pasajeros y de los próximos trenes de alta velocidad", argumentó la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, al anunciar la decisión.

El Ejecutivo comunitario concluyó que la fusión daría lugar a un "líder indiscutible" en determinados mercados de la señalización ferroviaria y a un "actor dominante" en el campo de los trenes de alta velocidad, con lo que se restringiría las opciones de los clientes.

Fusión se planteaba hacer frente a competencia china

En enero, Siemens y Alstom presentaron a Bruselas una serie de correcciones para tratar de salvar los escollos que mantenían los servicios comunitarios a la fusión, que no aprobaron una primera modificación presentada en diciembre.

Sin embargo, ambas empresas advirtieron de que las medidas mantenían el "valor económico e industrial" del acuerdo.

La fusión, anunciada con bombos y platillos en 2017, fue recibida como el nacimiento de un campeón industrial europeo muy necesario, una especie de Airbus en el sector ferroviario que haría frente a la competencia china.

El veto, que se esperaba en los últimos días, había enfurecido a París, donde los ministros presionaron duramente a favor de la fusión, considerándola como una medida necesaria para competir con la CRRC china, apoyada por Pekín.

El ministro francés de Economía, Bruno le Maire, había calificado esta esperada decisión de "error", ya que, a su juicio, esta "servirá a los intereses de China", según dijo a la cadena France 2.

Siemens y Alstom lamentan la decisión de la CE

Siemens y Alstom lamentaron este miércoles a través de un comunicado que las soluciones ofrecidas a la CE para la fusión, que a su juicio afrontaban todas sus preocupaciones respecto a la técnica de señalización y los trenes de muy alta velocidad, de más de 250 kilómetros por hora, hayan sido insuficientes para el Ejecutivo comunitario.

Según ambas compañías, algunas empresas europeas prestigiosas y bien establecidas habían mostrado un fuerte interés en el paquete de soluciones y confirmaron su viabilidad.

Siemens y Alstom manifestaron que están convencidos de que la transacción hubiera creado valor añadido para el sector de la movilidad, la industria ferroviaria europea, los clientes, los viajeros y las personas que viajan diariamente en tren a su trabajo, sin perjudicar la competencia europea.

También hubiera permitido la creación de una empresa europea con capacidad de afrontar la creciente competencia de empresas que no pertenecen a la Unión Europea (UE).

"Siemens va a estudiar todas las opciones para el futuro de su división Siemens Mobility y elegirá la mejor para sus clientes, empleados y accionistas", añadió la compañía alemana en el comunicado.

rrr (ep/efe/afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda