Bruselas apoya el camino hacia elecciones libres en Venezuela | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 13.05.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Bruselas apoya el camino hacia elecciones libres en Venezuela

El apoyo de la UE no es a Juan Guaidó y a su Plataforma Unitaria; desde Bruselas lo que se apoya es que se reestablezca el diálogo en busca de elecciones libres y justas en Venezuela.

"Apoyo total al proceso de México”: así resumió en un encuentro en la Eurocámara Javier Niño, representante de la diplomacia europea, el punto en donde están sus relaciones con Venezuela. Tres meses después de la presentación del informe final de la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Unión Europea a los comicios regionales de noviembre de 2021, en Bruselas se plantea qué pieza mover en el ajedrez venezolano en busca de unas elecciones libres y justas. 

En aras de avanzar hacia la negociación y el diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, la diplomacia europea, con un enfoque pragmático, deja de lado el dilema de reconocer o no a Juan Guaidó como presidente interino, 

Aunque el Parlamento Europeo sí lo sigue reconociendo como presidente interino, la posición que tomó el Consejo Europeo en enero de 2021 sigue siendo válida: los representantes de los partidos de la oposición, y en especial Juan Guaidó, son actores importantes e interlocutores privilegiados de la UE.

Fue ese mismo enfoque pragmático lo que llevó a que se aprobara el envío de una misión de observación electoral  a los comicios regionales de noviembre de 2021. Cabe recordar que con el viento en contra de acusaciones de intento de blanquear unas elecciones ilegítimas,la MOE desplegó sus observadores de largo y corto plazo a lo largo y a lo ancho del país.

Informe electoral a pesar de todo

Aunque no se permitió que su informe final fuera presentado en Caracas, el diagnóstico de los especialistas en mecanismos electorales sienta la base de diversas negociaciones. Más aún cuando Estados Unidos también ha optado por retomar el contacto con el gobierno de Nicolás Maduro, y se baraja la posibilidad del levantamiento de sanciones, condicionado a volver a la mesa de negociaciones con la oposición, el llamado proceso de México.

"Debemos poner la mirada en la solución”, afirmaba esta semana en una reunión en la Eurocámara el líder opositor Juan Guaidó, parcialmente reconocido como presidente interino. Guaidó, que lidera la recién nacida Plataforma Unitaria, aboga también por el enfoque pragmático y se declara a favor de negociar con el régimen chavista. Al encuentro, presencial y telemático acudieron también emblemáticos líderes de la oposición venezolana, como Henrique Capriles, Leopoldo López y María Corina Machado, así como representantes de la sociedad civil.

¿Desinterés de la población

La dureza de la vida cotidiana en Venezuela, sumida en una crisis económica y social, volvería lejano el quehacer político para los ciudadanos de a pie, coincidieron varios de los políticos venezolanos. El desinterés de la población venezolana, medido en la abstención en la última convocatoria a elecciones es elocuente.

"El 80% de la población se opone al régimen de Nicolás Maduro; el 80% de los venezolanos no aprueba a la oposición como la conocemos”, explica a DW Antonio Ecarrí Angola, líder de la Alianza del Lápiz, movimiento que logró, en  los comicios de 2021,  representación en 124 ayuntamientos en Venezuela.

En su opinión, hay que tener en cuenta que esto se explica por un cambio en la forma de pensar en el país, cuya población, "a punta de duros golpes, ha atravesado la senda de una Venezuela petrolera a una pospetrolera”. 

"Hay una capa de venezolanos que ya no dependen del Estado, que quieren ser emprendedores y que está buscando reglas claras para poder seguir independizándose. El venezolano está cambiando. Para nada es próspero, pero es emprendedor. Debemos conseguirle  libertades económicas para que nos acompañe en el proceso de libertades políticas”, afirma Ecarrí Angola.

Así las cosas, con miras al proceso de México -patrocinado por Noruega y apoyado por la UE- Ecarrí advierte de cambios artificiales en Venezuela. En esa medida, el acompañamiento de la Unión Europea , ”debería velar por incluir la nueva realidad: ha pasado mucho tiempo; hemos pasado ya el asombro ante la tragedia de que un país petrolero quiebre”, afirma Ecarrí.

En su opinión, ”ha habido un cambio económico y social muy profundo, con un daño moral muy importante, por la parálisis de la industria petrolera. Los nuevos actores tenemos una carga de legitimidad importante. Por otro lado, hay actores que tienen que internalizar que su tiempo ya pasó”, concluye Ecarrí, que considera vital el apoyo de los europeos, también en la implementación de las recomendaciones que garanticen una elecciones libres en Venezuela.

(cp)

DW recomienda