Brezel caseros con paté de trucha y rabanitos | Con sabor y saber | DW | 04.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Con sabor y saber

Brezel caseros con paté de trucha y rabanitos

(para 6 unidades)

El brezel es una rosquilla trenzada típica de la panadería tradicional alemana. Sobre su origen hay muchas teorías; lo que es seguro es que es un snack perfecto.

Brezel:

- 500g de harina (mitad blanca, mitad integral)
- 25ml de agua tibia
- 20g de levadura fresca
- ½ cdta. de azúcar
- 1 cdta. de sal
- 1 cda. de mantequilla

  • Con un colador, tamizamos la harina en un bol.
  • En otro recipiente, diluímos la levadura y el azúcar en agua tibia. Luego, lo vertimos sobre la harina e incorporamos sal y mantequilla a temperatura ambiente. Mezclamos bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y suave.
  • Dejamos reposar la masa cubierta con un paño durante al menos 40 minutos y en un lugar seco.
  • Poco antes de finalizar el reposo de la masa, precalentamos el horno a 180°y forramos una bandeja de hornear con papel vegetal.
  • Pasado ese tiempo, recuperamos la masa. La dividimos en 6 partes iguales formando cilindros de unos 40 cm de longitud. Conviene dejarlos reposar unos minutos y estirarlos de nuevo. Ponga atención: los extremos deben ser más delgados que el centro. Si es necesario, espolvoreamos un poco de harina sobre la superficie para trabajar mejor la masa.
  • Con estos cilindros, creamos su forma característica. Primero enlazamos los extremos dos veces; luego llevamos ambas puntas hacia atrás y las pegamos en el centro de la base. Repetimos el proceso con todos y los colocamos en una bandeja.
  • Cubrimos con un paño y dejamos reposar de nuevo durante unos 10 minutos.

 

Cobertura Brezel:

- 1 litro de agua
- 40g de bicarbonato de sodio
- 2 cdas. de sal gruesa
- Semillas de amapola
- Ajonjolí

  • Disolvemos el bicarbonato en el agua hirviendo.
  • Apagamos el fuego y, con ayuda de una espumadera, sumergimos los brezel uno a uno durante unos 20 segundos y volvemos a colocarlos bien escurridos en la fuente de hornear. ¡Cuidado al sacarlos para no desbaratarlos!.
  • Espolvoreamos sal gruesa sobre los brezel, ajonjolí y semillas de amapola al gusto. Con un cuchillo, hacemos un corte horizontal en la parte más gruesa del brezel.
  • Horneamos de 15 a 20 minutos en el horno precalentado a 200° C hasta que se doren.
  • Pasarlos a una rejilla y dejar enfriar.

 

Paté de trucha

- ½ limón
- 125g de filete de trucha ahumada
- ½ chile
- ½ chalota
- 4 cdas. de crema fresca
- Sal y pimienta al gusto

  • Retiramos las espinas del filete de trucha. 
  • Picamos el chalote y el chile.
  • Rallamos la cascara de un limón y exprimimos el jugo.
  • Trituramos la trucha con un tenedor, mezclamos todos los ingredientes con la crema fresca y sazonamos con sal y pimienta molida. 

 

Ensalada de rabanitos:

- 1 puñado de rabanitos
- Jugo de limón
- ½ cebolleta picada en rodajas finas.
- Sal y pimienta negra recién molida

  • Cortar los rábanos en láminas muy fina.
  • Preparar una salsa con los otros ingredientes y mezclar bien con los rábanos. No hace falta aceite.

 

Los brezel son los acompañantes perfectos de una salchicha alemana y una cerveza bien fría.

¡Buen provecho!