Breve historia de la ceremonia de los Óscar | Cine | DW | 01.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Breve historia de la ceremonia de los Óscar

El domingo se celebró por nonagésima vez la gala de entrega de los Óscar, motivo por el que DW repasa algunos de los hitos del preciado galardón de la Academia de Hollywood.

La primera ceremonia de entrega de los Óscar tuvo lugar en un hotel situado en la conocida avenida Hollywood Boulevard. El 16 de mayo de 1929 se reunieron allí 270 invitados para un banquete de gala: estrellas de cine, directores e influyentes productores. La ceremonia de entrega de galardones en sí duró tan solo quince minutos. Acto seguido, los invitados volvieron a la mesa a seguir conversando.  

Lea también: 

Opinión: El cine de las emociones de Fatih Akin

Opinión: Hollywood está en todas partes
 

El primer galardonado en 1929 fue el actor alemán Emil Jannings, premiado como mejor actor por sus películas mudas "Su última orden” y "El destino de la carne”. En aquel entonces, los galardonados no eran ninguna sorpresa, se conocían con meses de antelación. Aquella tarde, también resultó premiado el film bélico "Alas de acero”, del director William A. Wellman.

Filmstill Sein letzter Befehl

El alemán Emil Jannings fue el primer actor galardonado con un Óscar por su actuación en la película muda "Su última orden".

Transmisión en vivo: el glamur de la gala

Nadie sospechaba entonces que aquello era el comienzo de los galardones cinematográficos más importantes de todo el mundo. Actualmente, la gala es un acontecimiento mediático, seguido por millones de personas intrigadas por quién se llevará a casa la preciada estatuilla. Para cualquier director, actor, compositor y demás oficios relacionados con el séptimo arte, el Óscar supone la cúspide de su carrera. La estatuilla mide solo 34 centímetros de largo y está recubierta por una fina lámina de oro. El metal de Britania de su interior es lo que da peso al dorado galardón. 

La denominación "Óscar” apareció en 1939. Hasta entonces, se trataba sencillamente de los premios de la Academia de cine. Desde 1979, el nombre está protegido como marca. Los millones de reproducciones que se hacen del galardón y los medios publicitarios a su alrededor mueven millones de dólares anualmente.  

Un proyecto común

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas fue desde el principio una organización de interés común, que se dedicaba, entre otras cosas, a los avances técnicos en el cine. Fundada en 1927, todos los jefes de los grandes estudios de Hollywood estaban en ella representados. Al fin y al cabo, se trataba también de dinero e inversiones para el futuro.

La idea nació de Louis B. Mayer, el influyente director del estudio de la conocida productora Metro-Goldwyn-Mayer. Convenció a otras personalidades hollywoodienses y organizó la primera entrega de premios. El primer presidente de la Academia fue el actor Douglas Fairbanks. En 1949, la organización se trasladó a Beverly Hills.

Ver el video 03:55
Now live
03:55 minutos

El arte de hacer música para el cine

Muchos cambios desde 1929

Mucho han cambiado las cosas desde la primera entrega de los Óscar en 1929. También en lo referente a la composición del jurado. Ha surtido efecto la exigencia de que haya más mujeres, más jóvenes y más negros en la Academia, que actualmente cuenta con más de siete mil personalidades de la industria cinematográfica. En 2017, fueron invitados a unirse a ella el director alemán Fatih Akin y el actor hispano-alemán Daniel Brühl, un gran honor. 

Los procedimientos también han cambiado. Durante años se informaba previamente de los ganadores a los medios, que embargaban la información hasta el momento convenido. Pero esto cambió cuando una revista publicó antes de tiempo títulos de las películas y nombres de galardonados. Desde 1941, hay sobres sellados que solo se abren ante el público de la gala. Todo parecía funcionar a la perfección hasta que, en 2017, un intercambio de sobres tras el escenario condujo a un vergonzoso error: el musical "La La Land” fue anunciado como mejor film. Tuvo que intervenir el jurado para que la película "Moonlight” recibiera ese galardón, que en realidad le correspondía.

Desde 1989, el premio ya no se anuncia con la fórmula "Y el ganador es…”, sino con la menos discriminadora y más políticamente correcta "Y el Óscar va a….”. El domingo 4 de marzo de 2018 se desplegó por nonagésima vez la alfombra roja para las estrellas de Hollywood ante el Teatro Dolby de Los Ángeles, pasarela para estrellas y promesas que sueñan con hacer carrera en el cine. 

Autora: Heike Mund (MS/ERS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema