Bolivia en la Eurocámara: ″La polarización está haciendo mucho daño″ | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 30.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Bolivia en la Eurocámara: "La polarización está haciendo mucho daño"

Bolivia dividió a la Eurocámara esta semana: liberar inmediatamente a Áñez, piden unos; seguir con un juicio justo, piden otros. ¿De dónde viene y a qué se debe esta polarización?

Por un lado, la exigencia de la inmediata liberación en Bolivia de la expresidenta Jeanine Áñez y sus ministros. Por otro, acusaciones de injerencia, y de que el Parlamento Europeo ha cruzado la línea roja defendiendo el "golpe de Estado” de 2019. También están los llamados a recuperar el tono y buscar mediaciones internacionales para asegurar la verdad y el respeto de la justicia.

"Creo que las organizaciones internacionales tienen varios informes sobre Bolivia, y en eso debemos basarnos. No hay nada que sea 100% del gusto de uno. Como cuando hay alguien en la familia que delinque: cuanto antes lo asumamos, nos irá mejor”, dice a DW Izaskun Bilbao, vicepresidenta de la Delegación para las Relaciones con los países de la Comunidad Andina del Parlamento Europeo. 

Izaskun Bilbao Barandica, vicepresidenta de la Delegación para las Relaciones con los países de la Comunidad Andina del Parlamento Europeo, Bruselas, 29.03.2021

Izaskun Bilbao Barandica, vicepresidenta de la Delegación para las Relaciones con los países de la Comunidad Andina del Parlamento Europeo, Bruselas, 29.03.2021

Uno de esos informes es el de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de marzo de 2021, que insta a Bolivia a respetar las normas interamericanas en materia de tutela judicial, y pone de relieve la obligación del país de investigar y sancionar a toda persona responsable de las violaciones cometidas en el contexto de la crisis electoral e institucional de 2019. La reparación para las víctimas y sus familias deben estar garantizadas.

Pero en el texto que se aprobó en la Cámara (con 396 votos a favor, 267 en contra y 28 abstenciones) se pide la retirada de los cargos a la expresidenta y se afirma que "cumplió plenamente con su deber”. La intervención de las fuerzas del Ejército y de la Policía, la salida del país del expresidente Evo Morales, las 35 muertes y los 833 heridos de esos días, la promulgación de un decreto que dio facultades a las Fuerzas armadas para actuar, la violencia y las muertes en Sacaba y Senkata en noviembre: todos hechos que aún están por juzgarse.

No obstante, el texto del Parlamento Europeo hace hincapié en que el próximo juicio contra la expresidenta Añez y sus ministros es una persecución política, y en que para un juicio justo no hay garantías.

Jeanine Áñez, expresidenta encargada de Bolivia. (Noviembre de 2019).

Jeanine Áñez, expresidenta encargada de Bolivia. (Noviembre de 2019).

No aportar a la polarización

"He estado en Bolivia en todas las observaciones electorales desde hace doce años”, sigue Bilbao, quien se abstuvo de votar,  aunque la resolución  partía de los conservadores, la extrema derecha y los liberales, su grupo político. 

"Pido para Bolivia no aportar a la polarización, que está haciendo mucho daño. Lo que hace falta es investigar garantizando los derechos de todas las personas para restaurar la confianza en el sistema”, afirma la política del País Vasco, recordando que la legitimidad del actual gobierno, dada la transparencia de las elecciones de octubre de 2020, no se pone en duda. 

Por otro lado, "con esta resolución el Parlamento Europeo ha pasado una línea roja, pues reivindica acríticamente el papel de la señora Áñez, que puso en marcha un sistema represivo y violento”, dice a DW Manu Pineda. Junto con socialdemócratas y verdes, su bloque parlamentario de izquierda presentó una resolución en otra tónica: llamando a respetar la institucionalidad y garantizar procesos justos y transparentes. Un consenso entre ambos textos no fue posible.

Manu Pineda, eurodiputado, miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores y de la Asamblea Euro-Latinoamericana.

Manu Pineda, eurodiputado, miembro de la Comisión de Asuntos Exteriores y de la Asamblea Euro-Latinoamericana.

¿Un debate español?

"La polarización no es sólo en Bolivia”, sigue Bilbao. "La estamos viviendo en España, donde los tonos no son de mi agrado”, agrega. No hay que perder de vista que los dos bandos en la Eurocámara por el tema boliviano coinciden con los partidos aliados españoles.

"Aunque existe esa tendencia a mezclarlo todo, sí me parece oportuno cuestionar el porqué debatimos en la Eurocámara sobre políticos presos en Bolivia, pero que el debate de los políticos españoles en prisión no pueda llegar a Bruselas”, apunta Bilbao.

Así, mientras que el texto adoptado pide al Gobierno boliviano la modificación de los artículos del Código Penal sobre los delitos de sedición y terrorismo para exculpar a Añez, el otro llama a que los procedimientos judiciales sean imparciales.

En esta situación, ¿qué papel pueden desempeñar las instituciones europeas que han acompañado los procesos electorales y el desarrollo del país andino en los últimos años?

"Poniendo los derechos humanos como una brújula que señala el norte, podemos acompañar y apoyar el arbitraje en los conflictos que pueda haber. Garantizar que haya investigaciones transparentes para restaurar la confianza en Bolivia es vital. Polarizar sólo distrae de mirar la base de los verdaderos problemas del país, que son la pobreza y la exclusión”, concluye  Bilbao.

(cp)

 

DW recomienda