Boicot al gigante alimentario Goya en EE. UU. | El Mundo | DW | 13.07.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Boicot al gigante alimentario Goya en EE. UU.

"Estamos todos bendecidos por tener un líder como el presidente Trump", dijo el presidente ejecutivo de la mayor empresa española de alimentos en EE. UU. Muchos piden boicotear sus productos.

La deliciosa marinada para pescado, pollo o carne, con la porción extra de pimienta, la mezcla preelaborada para el budín particularmente cremoso o el sabroso aceite de oliva de Andalucía: en casi todas las familias de inmigrantes latinoamericanos en los EE. UU., estos alimentos deben estar a la mano en la cocina. Millones de latinos crecieron con ellos en Estados Unidos.

En todos estos productos aparece estampada la marca GOYA, en mayúsculas. No en vano la publicidad de esta marca fundada por inmigrantes españoles anuncia: "Si es Goya tiene que ser bueno." Pero, ahora, ya nada de lo que proviene del gigante de la comida hispana es bueno.

Jalapeño peppers, de Goya. (Reuters/M. Anzuoni)

Jalapeño peppers, de Goya.

Trump necesita votos latinos

¿Qué pasó? Primero, Donald Trump descubrió sorprendentemente, la semana pasada, su amor por América Latina. Solo quedan cuatro meses para las elecciones presidenciales en EE. UU. Y los votos latinos en estados competitivos como Arizona y Florida podrían inclinar la balanza el 3 de noviembre.

Así que el jefe de Estado de México, Andrés Manuel López Obrador, estuvo de visita Casa Blanca. "Un buen hombre y mi amigo", elogió cariñosamente el presidente de Estados Unidos a su homólogo del sur. Luego, Trump firmó con visible orgullo su iniciativa para brindar a los latinos en los Estados Unidos un mejor acceso al trabajo y la educación.

Trump no solo cortejó a Obrador, sino también a Robert Unanue, el presidente ejecutivo de Goya, con una invitación a la Casa Blanca. Tal vez por eso, el jefe de Goya pensó que tenía que retribuir el gesto.

Inexacto, comparó el espíritu creativo de Trump con el de su abuelo (que fundó Goya en 1936 con solo un miserable dólar estadounidense), pidió oración por Trump y halagó al actual presidente de Estados Unidos con estas palabras: "Todos estamos verdaderamente bendecidos por tener un líder como el presidente Trump." El mandatario no se quiso quedar atrás y le devolvió el favor con el siguiente tweet: “¡Amo Goya Foods!”

Sí, se trata del mismo presidente de Estados Unidos que, no hace mucho, tildó de delincuentes y violadores a los mexicanos. El presidente en cuyos eventos de campaña el grito de batalla "Construye el muro" sigue siendo un clásico. Al que no le tembló la mano al separar a niños pequeños de sus padres durante semanas ante la entrada ilegal de latinoamericanos al país.

Reacciones severas y boicots

Robert Unanue trató desesperadamente de rectificar diciendo que es difícil rechazar a un presidente si este invita, que tampoco lo habría hecho con Barack Obama. Pero para entonces ya era demasiado tarde.

Los hashtags #BoycottGoya, #GoyaFoods y #Goyaway se dispararon exigiendo un boicot de 2.500 productos Goya en Twitter. Reconocidos políticos demócratas como Alexandra Ocasio-Cortez y Julián Castro atacaron severamente a la empresa.

"El CEO Unanue elogia a un presidente que denigra y ataca maliciosamente a los latinos para obtener una ganancia política. Los estadounidenses deberían pensarlo dos veces antes de comprar productos Goya", opinó Castro.

En Twitter se ha llamado a boicotear 2.500 productos. (picture-alliance/AP/J. Nacion)

En Twitter se ha llamado a boicotear 2.500 productos Goya.

United We Dream, la organización más grande de jóvenes inmigrantes en EE. UU., fue un paso más allá y lanzó una petición para boicotear los productos Goya.

Seguidores de Trump contraatacan

Por supuesto, los simpatizantes de Trump devolvieron el golpe. El hijo del presidente, Donald Jr., tuiteó furiosamente:

"¿La mafia izquierdista quiere abolir una de las compañías hispanas más grandes de Estados Unidos porque reconocen que el presidente ha demostrado un gran liderazgo? (No es muy hábil)".

Pero aún menos inteligente fue la primera reacción de Robert Unanue, quien fabuló sobre la "represión de la libertad de expresión". Ahora se ha callado: el jefe de la compañía multimillonaria de Nueva Jersey no dice nada más sobre las llamadas al boicot.

Unanue (der.) en la Casa Blanca. (Getty Images/AFP/J. Watson)

Unanue (der.) en la Casa Blanca.

Todo podría haber sido tan simple. En realidad, Robert Unanue no quería sino anunciar con orgullo en Washington que su compañía estaba haciendo el bien; que la empresa, que ya había donado 270.000 comidas y 20.000 máscaras en marzo y abril, continuaría ayudando a las víctimas de la crisis del coronavirus.

¿Cómo? Con un millón de latas de garbanzos y casi medio millón de kilos de alimentos adicionales para los más pobres de los pobres. En principio, un gran gesto. Y las relaciones públicas perfectas.

(rml/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda