Boeing presionó para aprobar su modelo 737 MAX | ACTUALIDAD | DW | 16.09.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

ACTUALIDAD

Boeing presionó para aprobar su modelo 737 MAX

Una investigación del Congreso de Estados Unidos responsabilizó a la compañía aeronáutica y a la Administración Federal de la Aviación por los accidentes del polémico modelo retirado de la circulación.

Los dos accidentes fatales que involucraron a aviones Boeing 737 MAX "se pudieron prevenir" y "nunca deberían haber ocurrido", según un informe publicado este miércoles (16.09.2020) por la Comisión de Infraestructura y Transporte de la Cámara Baja de Estados Unidos. La investigación encontró "fallos repetidos y graves tanto de The Boeing Company (Boeing) como de la Administración Federal de Aviación (FAA) durante el proceso de diseño del 737 MAX". 

En sus 239 páginas, el reporte da cuenta también de presiones de Boeing sobre la FAA para aprobar el modelo en el marco de su competencia con Airbus y de una "cultura del ocultamiento" de la empresa e influencia indebida sobre los reguladores, que no supervisaron debidamente. El documento es la culminación de una investigación de 18 meses realizada por el Comité de Transporte e Infraestructura de la Cámara de Representantes sobre los accidentes de los vuelos de Lion Air y Ethiopian Airlines que se cobraron en total 346 vidas.

"Hubo una tremenda presión financiera sobre Boeing y el programa 737 MAX para competir con el nuevo avión A320neo de Airbus. Entre otras cosas, esta presión dio como resultado grandes esfuerzos para reducir costes, mantener el cronograma del programa 737 MAX y evitar ralentizar la producción del 737 MAX", se lee en el resumen del informe. El modelo 737 Max fue sacado de la circulación aérea en 2019 tras los dos accidentes citados.

USA Washington Anhörung United Chef Oscar Munoz

Peter DeFazio, presidente del Comité de Transportes del Congreso estadounidense, en una imagen de archivo.

"Nuestro informe plantea revelaciones inquietantes sobre cómo Boeing escapó al escrutinio de la FAA, ocultó información crítica a los pilotos y finalmente puso en servicio aviones que mataron a 346 personas inocentes", dijo el representante demócrata de Oregón, Peter DeFazio, que preside la comisión. "Lo que es particularmente irritante es cómo Boeing y la FAA jugaron con la seguridad pública en el período crítico entre los dos accidentes", agregó.

Boeing dijo en un comunicado que "una vez que la FAA y otros reguladores hayan determinado que el MAX puede volver al servicio de manera segura, será uno de los aviones más minuciosamente examinados de la historia, y tenemos plena confianza en su seguridad". En junio, Boeing inició los vuelos de prueba de este polémico modelo para demostrar que ya puede volar de manera segura con el nuevo software de control de vuelo.

Un portavoz de la FAA dijo, por su parte, que la agencia "espera trabajar con el Comité (parlamentario) para implementar las mejoras identificadas en su informe". Y agregó que "la FAA sigue un proceso minucioso, no un cronograma preestablecido, para devolver la aeronave al servicio".

lgc (afp/efe)

DW recomienda