Bo Xilai afirma haber sido víctima de ″pruebas fabricadas″ | El Mundo | DW | 26.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Bo Xilai afirma haber sido víctima de "pruebas fabricadas"

El ex dirigente comunista chino Bo Xilai aseguró hoy al cierre del juicio en su contra por corrupción que ha sido víctima de pruebas "fabricadas".

Según Bo Xilai, el ex jefe de policía Wang Lijun y su esposa Gu Kailai estaban "profundamente unidos" en una relación que fue la que desató el escándalo. Wang huyó al consulado estadounidense el año pasado tras "confesar que estaba enamorado en secreto de Gu Kailai", dijo Bo en su alegato final, tras cinco días de proceso por corrupción y abuso de poder.

Gu fue condenada a la pena de muerte en suspenso el año pasado tras ser hallada culpable del asesinato de Neil Heywood, un amigo británico de la familia. Wang fue condenado a 15 años en prisión por corrupción, deserción y otros delitos.

Según Bo, antes de su arresto, Gu le dijo "claramente que no había asesinado a nadie". "Wang Lijun le tendió una trampa", afirmó Bo Xilai, que admitió únicamente haber "juzgado mal" los hechos del escándalo que llevó a que fuese destituido.

“Graves crímenes”

Al cierre del juicio contra Bo, la fiscalía pidió una dura condena contra el dirigente defenestrado. "El acusado ha cometido graves crímenes”, aseguró un fiscal, según recogen los protocolos de la corte en Jinan, en el este de China. Además indicó que no hbía “atenuantes” en este caso.

La fiscalía acusa al ex jefe del partido en la ciudad de Chongqing, de 30 millones de habitantes, de corrupción y abuso de poder. Entre los cargos se cuentan sobornos por un monto de 3,5 millones de dólares y malversación de cinco millones de yuanes (820.000 dólares). El tribunal anunció para más adelante la sentencia, que los medios estatales creen que podría producirse a principios de septiembre.

er (dpa, afp)

DW recomienda

Publicidad