BioNTech obtiene ganancias millonarias | Economía | DW | 11.05.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

BioNTech obtiene ganancias millonarias

La empresa alemana de biotecnología ganó más de mil millones de euros en los tres primeros meses del 2021. Ahora está impulsando su expansión y planea establecer centros de producción en Singapur.

BioNTech es sin duda una empresa excepcional. La empresa con sede en Maguncia ha multiplicado sus ventas por más de 70 en comparación con el primer trimestre del año anterior, hasta alcanzar cerca de 2.000 millones de euros. Las ganancias se han triplicado en comparación con el trimestre anterior y alcanzan los 1.100 millones de euros. Todo esto, por supuesto, es el resultado de la venta de vacunas: hasta ahora, unos 450 millones de dosis han salido de la empresa hacia todo el mundo. "En cuanto a nuestra vacuna, estoy encantado con la excepcional excelencia de nuestro equipo y la colaboración con nuestro socio Pfizer. Hasta la fecha, hemos suministrado más de 450 millones de dosis a 91 países de todo el mundo", declaró el lunes el director general y cofundador de BioNTech, Ugur Sahin, en una conferencia virtual.

En el primer trimestre del año pasado, BioNTech registró una pérdida de unos 50 millones de euros en lugar de un beneficio multimillonario. Esto se debió a los elevados costos de investigación y desarrollo. La empresa trabaja actualmente en el aumento de la producción para poder satisfacer la demanda mundial de vacunas lo antes posible. La empresa habla de una transformación en un grupo biotecnológico global especializado en vacunas y terapias contra el cáncer.

Sucursal en Singapur

En lo que respecta a las vacunas, BioNTech tiene previsto establecer una sede para la región del sudeste asiático. Una nueva planta de producción en Singapur podrá producir hasta mil millones de dosis de vacunas al año. La nueva fábrica de Singapur no es solo para la pandemia actual. "Vamos más allá del COVID-19. Esperamos establecer aquí un suministro regional y posiblemente mundial para una serie de diferentes vacunas y terapias", dijo el martes el fundador de BioNTech, Sahin, según el diario alemán FAZ. Al parecer, se trata de vacunas y medicamentos basados en la nueva tecnología del ARNm que se utilizarán, entre otras cosas, contra el cáncer.

Singapur: nueva sucursal para Biontech

Singapur: nueva sucursal para Biontech

Según el fundador de BioNTech, el importe de la inversión en Singapur es de "cientos de millones de dólares". Según los medios de comunicación, BioNTech recibió un amplio apoyo del país insular asiático. Está previsto que la planta comience a producir en 2023. Con su sede en Singapur, BioNTech da ahora su segundo gran paso hacia la expansión mundial. El año pasado, la empresa abrió su sede en Estados Unidos, en Cambridge (Massachusetts).

Hasta ahora, BioNTech había sondeado principalmente hacia China. Allí, la empresa ha establecido una cooperación con la compañía farmacéutica Fosun. El pasado fin de semana, Fosun anunció su intención de construir una planta de producción en la que también se podrán producir hasta mil millones de dosis de vacunas al año. BioNTech y Fosun esperan que su vacuna sea aprobada en China a más tardar en julio.

La pareja fundadora de Biontech, Ugur Sahin (izquierda) y Ozlem Tureci (derecha)

La pareja fundadora de Biontech, Ugur Sahin (izquierda) y Ozlem Tureci (derecha)

BioNTech acaba de firmar un contrato con la Unión Europea para suministrar otros 900 millones de dosis desde diciembre de este año hasta 2023. Además, hay una opción para otros 900 millones de dosis de vacunas en caso de que se necesiten más. Solo para el presente año 2021, BioNTech ha recibido pedidos por un total de 1.800 millones de dosis de vacunas.

Debate sobre las patentes

Así pues, mientras que en alemania existe la perspectiva de que haya cada vez más vacunas, la situación en los países más pobres parece mucho más sombría. En este contexto, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sugirió la posibilidad de suspender las patentes de los fabricantes de vacunas para que las empresas de los países afectados pudieran producirlas ellas mismas. El director general de BioNTech, Ugur Sahin, no cree que sea una idea que funcione. Cree que se necesitaría al menos un año, y probablemente incluso más, para poner en marcha las instalaciones de producción. Con nuevas plantas como las de Singapur y China, cree que existe la posibilidad de que BioNTech y otros fabricantes de vacunas puedan producir más que suficiente para satisfacer la demanda mundial en un plazo de 9 a 12 meses.

El experto del sector Thomas Schiessle, de la empresa de análisis Equi.ts, tiene una opinión similar. " La producción de estas vacunas es un proceso muy complejo. Lleva un tiempo conseguir que un proceso así funcione de forma estable y con alta calidad. Sería mejor aumentar la producción de las empresas".

(gg)

Ver el video 02:31

Las farmacéuticas defienden sus patentes

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema