Bielorrusia amenaza con responder a cualquier sanción europea | Europa | DW | 11.11.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Bielorrusia amenaza con responder a cualquier sanción europea

El presidente Alexander Lukashenko advirtió que podría cortar el suministro de gas al Viejo Continente y pidió a sus tropas preparar un “plan de contraataque”.

Alexander Lukashenko.

Alexander Lukashenko.

El gobierno de Bielorrusia amenazó este jueves (11.11.2021) con responder a posibles sanciones europeas relacionadas con la crisis fronteriza con Polonia, donde hay miles de migrantes bloqueados en condiciones difíciles, y el presidente Alexander Lukashenko deslizó que una de las reacciones podría ser cortar el suministro de gas a la Unión Europea.

"Nosotros damos calefacción a Europa y ellos encima nos amenazan con cerrar la frontera. ¿Y si nosotros cerramos el paso del gas natural (a través del gasoducto Yamal-Europe)?", dijo. "Por ello yo recomendaría a los líderes de Polonia, los lituanos y a otros descerebrados pensar antes de hablar", añadió el mandatario bielorruso.

Bruselas, que teme una ola migratoria similar a la de 2015, acusa al régimen de Lukashenko de haber orquestado esta afluencia para vengarse de las sanciones occidentales, y anunció nuevas medidas punitivas la semana próxima. Poco antes, el ministro de Asuntos Exteriores de Bielorrusia, Vladimir Makei, hizo un llamado a la UE para el diálogo, afirmando que Minsk estaba a favor de una solución de esta crisis "lo antes posible".

Preparados para el contraataque

Polonia, donde está en estos momentos la mayor presión migratoria, desplegó 15.000 militares, erigió una valla con alambre de púas y aprobó la construcción de un muro. El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, estimó el jueves que su país era objeto de una "guerra diferente". Esta vez, "las municiones son civiles", declaró en un comunicado publicado con ocasión de la fiesta nacional de la independencia polaca.

Bruselas acusa al gobierno de Bielorrusia de atraer a los candidatos al exilio ofreciéndoles visados y fletando vuelos, para luego transportarlos a la frontera polaca. Varsovia afirma además que las fuerzas de seguridad bielorrusas recurren a la intimidación para obligar a los migrantes a entrar en territorio polaco, en particular disparando al aire.

Lukashenko, por su parte, ordenó a sus fuerzas de seguridad controlar la situación. "El Ministerio de Defensa, el KGB, las tropas fronterizas (deben) garantizar el control sobre el movimiento de tropas de la OTAN y de Polonia", dijo el mandatario, ante el despliegue de soldados polacos. "Se ve que ya hay 15.000 militares, tanques, vehículos blindados, helicópteros que vuelan junto a aviones. Fueron desplegados en la frontera y, más aún, sin avisar a nadie aunque están obligados a hacerlo", sostuvo.

Por ello instó a sus soldados a estar preparados. "Debemos tener planes de contraataque, Dios no lo permita. No estamos desplegando (no di esas instrucciones) nuestras Fuerzas Armadas. Pero debemos prever todo. Para que no nos monten una guerrita en la frontera y no estemos preparados para ello", dijo.

DZC (EFE, AFP)

DW recomienda