Berta Zuñiga Cáceres: “Este es un caso excepcional, generalmente todos los casos han quedado en la impunidad total, estamos creando un precedente” | Ciencia y Ecología | DW | 25.06.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Berta Zuñiga Cáceres: “Este es un caso excepcional, generalmente todos los casos han quedado en la impunidad total, estamos creando un precedente”

Una de las hijas de Berta Cáceres habló con DW sobre la sentencia de Roberto David Castillo, exmilitar hondureño y presidente ejecutivo de la empresa Desarrollos Energéticos (DESA).

DW: Hace seis años del asesinato de tu madre y hasta esta semana no ha hecho la lectura de la sentencia contra Roberto David Castillo, coautor del crimen. ¿Cómo has llevado este largo proceso?

Berta Zuñiga Cáceres: Ha sido muy díficil, porque no solamente ha sido enfrentar el asesinato y un crimen si no que también un sistema de impunidad que ha sido construido para preservar la impunidad de los actores económicos con poder. Ha sido realmente difícil porque se supone que la institucionalidad de justicia debe ser aliada de las víctimas, de los derechos fundamentales, pero entorpeció el proceso en todo momento y si hemos logrado algo hasta ahora ha sido por el gran esfuerzo que se ha vertido para que este crimen no quede en total impunidad. Que aún no haya una investigación concreta sobre la autoría intelectual seis años después es parte de la violación al derecho al acceso de justicia y expresa también los problemas estructurales de este sistema para realmente hacer justicia.

¿Cómo te sientes ahora?

Cerrando un capítulo de la lucha, en el que fueron encontrados una parte de los autores materiales. Roberto David Castillo fue catalogado como coautor y no como autor por inducción que sería por términos legales lo que equivale, en términos populares, al autor intelectual. Eso quiere decir que no hay argumentos para que la entidad de delitos contra la vida en Honduras avance a determinar quiénes son los autores por inducción que estaban por encima de David Castillo y que no han sido enjuiciados hasta el momento. Eso es una etapa que abre la más importante en la lucha, la razón por la cual nació nuestro proceso de demanda de justicia: que se determine la responsabilidad de quién pagó y quién ordenó por este crimen.

La lectura de la sentencia de Castillo que fue hallado culpable en julio del pasado año se ha aplazado hasta en cuatro ocasiones. ¿Qué ha motivado dicho retraso?

En realidad nunca se nos explicó cuáles eran las razones. El secretario alegó que ellos continuaban en la redacción de la sentencia y que el tribunal no se había constituido durante vario tiempo, y además el sistema de justicia tiene una demora judicial espantosa. Esas fueron las razones, pero la verdad es que estamos sumamente molestas porque estar aplazando a esas audiencias era como estar no respetando a las comunidades que sabían que se iban a movilizar para acompañar esa audiencia tan importante.

Aunque la familia pedía hasta 25 años de condena, finalmente la Sala del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional impuso este lunes una condena de 22 años y 6 meses de reclusión para Roberto David Castillo. ¿Cuál es la valoración de esta condena?

Da un mensaje a la sociedad de ejercicio de justicia, lógicamente la justicia va mucho más allá de lo que una Corte, un sistema de justicia, que ha sido inepto, puede hacer.

Más que los años de prisión, que ya sabíamos que era pues nada comparado con la pérdida, lo más importante de la sentencia es que sea una sentencia bien redactada que recoja todo lo probado en el juicio porque aquí no termina el proceso. Ahora viene la etapa de las casaciones: se somete por última vez a un tribunal de apelaciones que es el que revisa y puede dejar en firme o no, revertir parte del juicio o dejar en firme ya de una vez la sentencia.

En el caso de los otros acusados la sentencia todavía no es firme porque hace falta esta etapa, entonces nos preocupa que esta etapa final pueda tardar cuatro, cinco, seis años, se intente revertir en algún momento parte de lo que se ha logrado. Por eso es tan importante que se respeten los tiempos procesales, pues no está segura tampoco del todo la condena.

No obstante, según la sentencia, escuchas telefónicas, pruebas documentales y testimonios llevaron a concluir que Castillo "participó de manera directa" en el crimen.

Eso es lo más importante. La sentencia recoge esos vínculos con Douglas Bustillo que fue el sicario que comandó el operativo, el asesinato, eso es lo que recoge y vamos a ver qué más hay con otras coordinaciones con los otros posibles autores intelectuales, que es lo que falta. Se supone que las penas deben ser equivalentes al daño que se ha hecho y una pena de 22 años no se acerca ni remotamente a la pérdida que ha tenido el COPINH, que hemos tenido como familia y que ha tenido también en todas las organizaciones que también se sienten víctimas de algo que es considerado como un crimen de alto impacto que también intentó sembrar el miedo entre quienes luchan por los derechos de los pueblos indígenas y por la defensa de la Tierra.

El trabajo es visibilizar quiénes son los autores intelectuales frente a la impunidad que existe y visibilizar la manera de operación en que se conjuntan entidades del estado y entidades empresariales para atacar a los pueblos indígenas. También es un momento de hacer respetar y valer los derechos de los pueblos indígenas y sobre eso también estamos trabajando: ¿Qué garantías hay de respecto a la consulta previa e informada? ¿Qué garantías hay del cumplimento del derecho integrante de las comunidades indígenas para evitar la repetición de esos crímenes? Sin embargo, es complicado en un país como Honduras. Este es un caso excepcional, generalmente todos los casos han quedado en la impunidad total, estamos creando un precedente pero quedan muchos desafíos. 

A pesar de ello, la defensa de Castillo tiene 20 días para apelar. ¿Qué pasos se van a llevar a cabo en este caso?

Ya sabemos que va a apelar. Lo que nos queda es observar, también leer detenidamente la sentencia y también si vemos que no nos satisface, a las víctimas, pues también podemos apelar para que eso sea enmendado, sea fortalecido, o hacer nuestras propias peticiones porque nosotros también podemos acceder a la casación en una línea distinta, de la defensa para proteger el tema de acceso a la justicia. Los abogados van a hacer la evaluación técnica para valorar la posible casación.

Lo que hemos previsto es solicitar el apoyo internacional debido a que el sistema de justicia de Honduras no tiene la voluntad política, la independencia, ni la capacidad para avanzar hacia esa autoría intelectual, no porque no tenga esa información, es que no quiere. Que la participación internacional ayude a estas investigaciones en la construcción de requerimientos fiscales en la investigación a través de grupos interdisciplinarios, que pueden ser en figura de comisión independiente, a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, o una Comisión Internacional de Lucha contra la corrupción y la impunidad y que todo ello se traduzca en la persecución penal de las personas que están por encima de David Castillo y que son una estructura superior de esa entidad criminal que se construyó para hostigar, para criminalizar y también para finalmente asesinar a mi madre, nuestra compañera Berta Cáceres. 

Entrevista realizada por Judith Gonzálbez

(ee)

DW recomienda