Berlín y París planean sanciones individuales por ataque con veneno contra líder opositor ruso Alexei Navalny | El Mundo | DW | 07.10.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Berlín y París planean sanciones individuales por ataque con veneno contra líder opositor ruso Alexei Navalny

Alemania y Francia propusieron sanciones adicionales contra "personas" consideradas responsables del "crimen" que supone el envenenamiento del líder opositor ruso Alexei Navalny.

Alexej Navalny con esposa e hijo en un parque de Berlín.

Alexej Navalny con esposa e hijo en un parque de Berlín.

Berlín y París dijeron que sus propuestas tienen como objetivo a "personas que consideramos como responsables de ese crimen y de esa violación de las normas internacionales, debido a sus funciones oficiales, y una entidad implicada en el programa Novichok".

Ambos Gobiernos aluden a ese agente nervioso tras condenar el envenenamiento de Navalny "cometido en territorio ruso" y "desarrollado por Rusia" y recuerdan que el martes la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmó que lo detectó en muestras biomédicas del líder opositor.

"Este terrible intento de asesinato es un ataque a los principios elementales de democracia y pluralismo político. Es también un nuevo y chocante uso de un arma química dos años después del empleo por parte de Rusia de semejante arma en territorio británico, en Salisbury, el 4 de marzo de 2018".

Ambos Gobiernos recuerdan que han pedido "en varias ocasiones" a Rusia que arroje luz sobre las circunstancias de lo ocurrido y sobre quienes han cometido ese crimen; "Rusia no ha suministrado hasta ahora ninguna explicación creíble", agregan. "Estimamos en este contexto que no hay otra explicación plausible en el envenenamiento del señor Navalny que no sea la de que hay una responsabilidad y una implicación rusas", afirman Alemania y Francia.

La violación de convenios tiene consecuencias

Por último, Berlín y París afirman que están en contacto con sus socios en relación a las consecuencias que implica "esta violación de la Convención Internacional sobre la Prohibición de Armas Químicas". Ya el martes el Gobierno alemán instó de nuevo a Rusia a que aclare lo sucedido a Navalny, quien se sintió mal a bordo de un avión que regresaba a Moscú desde Tomsk (Siberia) el pasado 22 de agosto, lo que obligó a realizar un aterrizaje de emergencia en Omsk, donde el opositor ruso fue ingresado en coma antes de ser trasladado a un hospital de Berlín, donde logró recuperarse en las últimas semanas.

Durante su tratamiento de 32 días, en el hospital berlinés de la Charité, Navalni recibió la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, quien a principios de septiembre fue explícita al advertir a Moscú de que el envenenamiento de Navalny tendría una "reacción adecuada" por parte de la Unión Europea y de la OTAN.

Este miércoles Navalny se pronunció en una entrevista con el diario alemán "Bild" a favor de aplicar sanciones directas contra personas que apoyan al presidente ruso, Vladímir Putin, a quien atribuye la orden directa de asesinarle, como respuesta efectiva de Occidente al presidente de su país.

"Las sanciones contra un país entero no funcionan. Lo más importante es ordenar prohibiciones de viaje contra quienes se benefician del régimen y congelar sus activos. Los oligarcas y altos funcionarios, el círculo más próximo de Putin", afirma Navalni en "Bild".

jov (efe, afp)

 

DW recomienda