Berlín no se amilana ante arremetida diplomática de Maduro | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 07.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Berlín no se amilana ante arremetida diplomática de Maduro

El ministro de Exteriores, Heiko Maas, dijo que Alemania seguirá respaldando a Juan Guaidó, a pesar de la expulsión del embajador Daniel Kriener, por parte del Gobierno de Nicolás Maduro.

No ahorró calificativos el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, este jueves (07.03.2019) para referirse a la expulsión del embajador en Venezuela, Daniel Kriener. El político dijo que la medida era "incomprensible" e "inaceptable".

Kriener fue llamado por Maas a la capital alemana, donde se espera que arribe es sábado 9 de marzo. Maas recalcó que esto no va a cambiar un milímetro el respaldo de Alemania al presidente de transición, Juan Guaidó, para que se lleven a cabo elecciones libres, justas y democráticas. "Ese apoyo es irrevocable”, señaló con seriedad.

Por órdenes del ministro

De forma inesperada, este miércoles 6 de marzo el gobierno de Venezuela declaró al representante diplomático alemán "persona non grata". Antes, y junto a varios otros embajadores, Kriener había recibido en el aeropuerto de Maiquetía a Guaidó, cuando éste regresó de un viaje por varios países de Sudamérica. Maas enfatizó que el embajador actuó por instrucciones suyas. "Creo que la presencia de distintos representantes diplomáticos ayudó a evitar el arresto" de Guaidó, dijo Maas. Según distintas informaciones, su detención era inminente.

Entre los expertos en política exterior de Berlín la expulsión del embajador generó preocupación. Jürgen Hardt, portavoz de política exterior de la Unión (CDU/CSU), considera que las acciones de Maduro son ilegítimas. "El objetivo debe ser que el embajador Kriener vuelva rápidamente a Caracas", dijo. Andrej Hunko, de La Izquierda, dijo en cambio que la expulsión era una consecuencia del apresurado reconocimiento de Guaidó por parte del gobierno federal. Esa acción, afirmó, fue una "violación de los principios del derecho internacional".

El embajador Daniel Kriener junto a Juan Guaidó.

El embajador Daniel Kriener junto a Juan Guaidó.

Fenómeno inusual

A menudo ocurre en el escenario internacional que los diplomáticos de un país son expulsados. En los tiempos de la Guerra Fría, estas medidas eran parte integral de la guerra psicológica llevada a cabo por los gobiernos de Washington y Moscú. Los diplomáticos alemanes, sin embargo, raramente han sido declarados "personas non gratas".

Después del envenenamiento del agente doble Serguei Skripal en marzo de 2018 en Inglaterra, Rusia expulsó a cuatro funcionarios de la embajada de Alemania como respuesta a la disputa diplomática de Moscú con Occidente. En 2012, los diplomáticos alemanes tuvieron que abandonar Siria, que reaccionó así a la expulsión previa de sus diplomáticos por parte de Alemania. Y también en Ruanda, en 2008, los miembros de la legación germana debieron empacar por una disputa surgida por la detención de un diplomático ruandés en el aeropuerto de Frankfurt. En ese momento, sin embargo, el gobierno ruandés recalcó que lo ocurrido no implicaba una ruptura de relaciones.

Cómo se expulsa a un diplomático

Antes de expulsar a un diplomático, el país anfitrión debe anunciar la decisión al Estado al que pertenece el embajador. En el caso de Venezuela, esa regla -que se acordó en la "Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas"- fue pasada por alto. El acuerdo de 1961 regula la inmunidad de los diplomáticos y ha sido ratificada por 190 países.

Nicolás Maduro, el sucesor de Hugo Chávez.

Nicolás Maduro, el sucesor de Hugo Chávez.

En esencia, establece que los diplomáticos están protegidos en los países anfitriones contra eventuales procesos judiciales. No pueden ser arrestados y si uno de ellos comete un delito, la única opción que tiene el país anfitrión es declarar al diplomático "persona no grata”. En tal caso, el afectado tiene que abandonar el país en un plazo de siete días. Los familiares del diplomático también son expulsados.

Señal de impotencia

El autoproclamado presidente encargado, Juan Guaidó, dijo en entrevista con Der Spiegel que la expulsión de Kriener era una señal de la impotencia del gobierno de Nicolás Maduro. "Lo que intenta Maduro es deslumbrar a la ciudadanía, para engañarlos y hacerles creer que tiene todavía el poder de expulsar embajadores", dijo el político. "Pero se perjudica solo, porque el régimen está aislado y ya no tiene el apoyo ni de los países vecinos ni de Europa", agregó. Guaidó dijo que espera que Europa ahora reaccione de forma unida y resuelta.

Maduro, de 56 años, gobierna Venezuela desde 2013 y fue reelegido en 2018. Esas elecciones no fueron reconocidas por Alemania ni por varios otros países, porque no se cumplieron los estándares democráticos y constitucionales, sostuvo el ministro alemán de Exteriores. Los observadores internacionales habían calificado el proceso como no libre y no justo.

La Asamblea Nacional, dominada por la oposición, también consideró ilegítima la reelección de Maduro y declaró a Guaidó como presidente de transición. Maduro, en tanto, sigue en el cargo y mantiene el respaldo de las fuerzas armadas. Muchos expertos temen que en este escenario Maduro tienda a radicalizar aún más la situación.

Más de 50 países de todo el mundo, entre ellos Alemania, reconocieron a Guaidó como el presidente interino legítimo de Venezuela. El político, de 35 años, se comprometió a liderar un gobierno de transición que convoque a nuevas elecciones para reemplazar a Maduro, quien sigue contando con el apoyo de Rusia, China y Turquía. (dzc/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda