Berlín: activistas exigen prohibir armas autónomas | Sociedad | DW | 22.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Berlín: activistas exigen prohibir armas autónomas

En la reunión del movimiento “Detengan a los robots asesinos” que culminó este 22 de marzo en Berlín, activistas instaron a Alemania a prohibir las armas autónomas y aprovechar su influencia para dar un buen ejemplo.

Este viernes (22.3.2019) culminó en Berlín un encuentro de activistas afiliados al movimiento internacional “Stop Killer Robots (Detengan a los robots asesinos)”, que a estas alturas cuenta con el respaldo de un centenar de organizaciones no gubernamentales. La elección de esa capital europea como lugar de reunión no es casual. Muchos piensan que, dado el peso político y económico de Alemania en el bloque comunitario, este país debe exigir la prohibición total de las armas autónomas y servir de ejemplo, no sólo para los otros miembros del Club de los Veintiocho, sino también para Estados en otros continentes. Representantes de treinta y cinco países instaron a la canciller, Angela Merkel, y a su ministro de Exteriores, Heiko Maas, a asumir esa responsabilidad.

Alemania y Francia, tibia estrategia

Aunque los socios del Gobierno de coalición alemán se comprometieron a proscribir las armas autónomas, ellos terminaron uniendo sus voces a la del Ejecutivo francés para redactar una declaración política no vinculante al respecto en Ginebra y un código de comportamiento militar que regula el uso de ese tipo de tecnología. A juicio de Berlín y París, firmar un tratado para prohibir de golpe esa clase de armamento debe ser el último paso. Alemania y Francia alegan que es tácticamente mejor contar ahora con un compromiso político imperfecto que no tener base alguna para negociar a futuro con los países que más recursos invierten en los Sistemas de Armas Letales Autónomas (LAWS, sus siglas en inglés): Estados Unidos, Israel, Rusia y Reino Unido. 

Activistas de treinta y cinco países se reunieron en Berlín hasta este viernes (22.3.2019).

Activistas de treinta y cinco países se reunieron en Berlín hasta este viernes (22.3.2019).

                                                                    

La docente estadounidense Jody Williams, activista de derechos humanos y receptora del premio Nobel de la Paz en 1997 por sus esfuerzos para conseguir la prohibición internacional de las minas antipersonales y las bombas de racimo, no comparte la estrategia de Merkel y su homólogo galo, Emmanuel Macron. En Berlín, Williams se dirigió abiertamente al ministro Heiko Maas para decirle que quien se siente a esperar a que Estados Unidos proscriba el armamento autónomo tiene una eternidad por delante. Thomas Küchenmeister, presidente de Facing Finance, una organización que participa en el movimiento "Stop Killer Robots”, agrega que el documento propuesto por Merkel y Macron no basta para propiciar una futura prohibición.

Grandes expectativas

Küchenmeister sostiene que el Gobierno alemán debería unirse a los veintiocho Estados que actualmente demandan la proscripción de las armas autónomas alrededor del mundo. El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, y la mayoría de los diputados del Parlamento Europeo coinciden con Küchenmeister. Y es que, aunque Estados Unidos y China llevan la delantera en el desarrollo y uso de la inteligencia artificial con fines bélicos, buena parte de las investigaciones más fructíferas tienen lugar en Europa. De ahí que la posición de los países europeos sea tan relevante en este debate. "Si Alemania asume el liderazgo en esta campaña, otros la seguirán”, asegura el británico Noel Sharkey, especialista en robótica e inteligencia artificial.

Activistas de treinta y cinco países se reunieron en Berlín hasta este viernes (22.3.2019).

Activistas de treinta y cinco países se reunieron en Berlín hasta este viernes (22.3.2019).

Sharkey subraya que las armas autónomas dejaron de ser mera ciencia ficción hace mucho tiempo y recuerda que el Comité Internacional de la Cruz Roja las define como sistemas –misiles de crucero, vehículos terrestres, marítimos o aéreos no tripulados– que buscan y eligen sus blancos sin intervención humana para luego atacarlos o destruirlos. Armas de activación independiente transportadas por vehículos automatizados se dejan ver desde hace algún tiempo en ferias especializadas; en la Exhibición y Conferencia Internacional sobre Defensa (IDEX), realizada en la capital de Emiratos Árabes Unidos en febrero de 2019, fabricantes alemanes mostraron su producción más reciente. Para el Comité Internacional de la Cruz Roja, el uso de ese tipo de armas es una violación del Derecho Internacional Humanitario.

(erc/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda