Berkut: fuerza de represión en Ucrania | Europa | DW | 11.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Berkut: fuerza de represión en Ucrania

La unidad Berkut, del ministerio ucraniano del Interior, fue creada para combatir el crimen organizado. Pero el gobierno la utiliza para reprimir manifestaciones opositoras, en ocasiones a través de métodos brutales.

Ver el video 01:28
Now live
01:28 minutos

Intensos enfrentamientos en Ucrania

Cuando manifestantes y fuerzas policiacas se enfrentan en las calles de Ucrania, a menudo ocurre que las lesiones corren una y otra vez a cargo de los civiles. En las intervenciones policiacas interviene con frecuencia la unidad especial Berkut, o “Águila real”. Es el caso de los intentos actuales por desalojar la plaza Maidan, en Kiev.

Los partidos de la oposición en Ucrania piden, entre otras cosas, disolver la unidad policiaca especial. El boxeador y político Vitali Klitschko, de la Alianza Democrática Ucraniana para la Reforma (ADUPR) está convencido de que la corporación Berkut ha caído en el descrédito: el uso desproporcionado de la fuerza durante la disolución de las manifestaciones causa estupor entre la población ucraniana.

Numeroso contingente

Manifestación del 30 de noviembre en Kiev.

Manifestación del 30 de noviembre en Kiev.

Berkut, Alfa, Omega, Halcón y Titán son algunas denominaciones que han sido utilizadas para las fuerzas especiales en Ucrania, tanto de las fuerzas de seguridad como del ejército. Además, las instituciones de vigilancia fronteriza, de aduanas y de las fuerzas armadas tienen otras unidades especiales propias.

Entre ellas, Berkut es la que más ha aparecido en los últimos años en la discusión pública, debido a su agresividad frente a los opositores. Por ejemplo, el pasado 30 de noviembre la represión se tornó sangrienta durante el desalojo de la plaza Maidan, que se encontraba ocupada por estudiantes.

Estos protestaban contra la decisión del gobierno de Ucrania de “congelar” el acuerdo de asociación entre ese país y la Unión Europea, debido a la presión ejercida por Rusia.

Un día más tarde, manifestantes y periodistas también fueron agredidos por la unidad esecial Berkut en choques ocurridos frente al Palacio Presidencial.

Se requiere marco legal

Expertos advierten que Berkut y otros comandos especiales de Ucrania operan en una especie de vacío jurídico. La policía de todo Estado debe contar con fuerzas de asalto, pero sus actividades deben estar normadas por un marco legal claro, dice a DW Mikola Javroniuk, del Centro para la Reforma Política y Legal en Ucrania.

En el caso de Berkut, dichas condiciones no están lo suficientemente garantizadas, agrega el experto. “Los legisladores deberían definir más claramente las facultades y obligaciones de estas unidades especiales, y sobre todo, establecer inequívocamente qué procedimientos están prohibidos”.

La fuerza especial Berkut fue fundada en 1992 como tropa de reacción inmediata a fin de combatir al crimen organizado. Su único marco legal es un acta normativa del ministerio del Interior. Esto quiere decr que la cúpula de dicho ministerio, y nadie más, decide cuándo, dónde y cómo debe actuar el comando de 4.000 miembros, que no es sometido a ningún tipo de control parlamentario.

Según el ministerio del Interior, una de las tareas de la unidad Berkut consiste en “asegurar el orden público durante manifestaciones masivas de corte político, social o religioso, así como durante eventos deportivos y culturales”.

El experto Javroniuk dice que dicha definición deja más preguntas que respuestas, por ejemplo: ¿cuándo se produce una alteración del orden público?, ¿cuál es la diferencia entre contener y disolver una manifestación, o ¿a partir de qué número de participantes puede hablarse de un evento masivo?

Represión social y política

El luchador por los derechos humanos Oleg Martinnko.

El luchador por los derechos humanos Oleg Martinenko.

El defensor de los derechos humanos Oleg Martinenko hace notar que en determinadas manifestaciones hay tantos miembros de Berkut como ciudadanos civiles. “En los hechos, es el propio Estado quien decide cuándo debe ser disuelta una protesta”, señala.

Quienes integran Berkut y otras fuerzas están programados psicológicamente para ver en los manifestantes una amenaza, y están adiestrados para sofocarla usando todos los medios.

Al mismo tiempo, las fuerzas especiales no reciben capacitación en cuanto a los derechos civiles de los manifestantes. Por eso, afirma el experto, dichos comandos son un medio del Estado ucraniano para reprimir la protesta política y social.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad