Belleza a orillas del Havel | Ciudades y Rutas | DW | 25.03.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciudades y Rutas

Belleza a orillas del Havel

Brandenburgo, a orillas del río Havel, está situada a 70 kilómetros al oeste de Berlín y es la ciudad del agua. Numerosos lagos y afluentes le dan encanto al lugar.

default

El monasterio de San Pauli en Brandenburgo an der Havel.


Brandenburgo es rico en agua: los lagos con agua limpia brillante invitan a un baño natural. En los días calientes del verano, a los brandenburgueses les gusta refrescarse en sus aguas cristalinas.

La ciudad del agua

El lago Beetz, como tantos otros lagos y brazos de ríos que bañan a Brandenburgo ofrecen la posibilidad de practicar deportes acuáticos o simplemente disfrutar del ambiente. Los alrededores de la ciudad son un paraíso para los deportes de vela, pero también remar, nadar, pescar, hacer un picnic o caminatas. También en invierno, cuando el agua está cubierta de hielo, los brandenburgueses disfrutan de sus lagos, patinan o juegan hockey sobre hielo.

Los lagos y ríos siempre han tenido mucha importancia para Brandenburgo. Hace más de mil años que los primeros colonos llegaron a este sitio. Es por su riqueza en lagos que muchos pueblos del área, entre ellos el pueblo de pescadores Berlín, recibieron el estatus "ciudad" en la Edad Media.

Dividida en tres partes

La ciudad de Brandenburgo no es una sola entidad, sino que es un conjunto de tres ciudades. Ríos dividen las tres partes de la ciudad: el casco antiguo, la ciudad nueva y la isla de la catedral. Tranvías de pinta histórica pasan en sus vías, peatones callejean por las avenidas. Dando una vuelta por los callejones apacibles del centro, el visitante siempre encontrará sitios recordando el pasado histórico de la ciudad.

También merecen una visita los pequeños jardines (Schrebergärten) en el centro urbano. Aquí, todo está muy bien cuidado y ordenado. En cálidos días calientes de verano, cuando las arañas dormitan en sus telarañas y los insectos zumban, uno no se puede imaginar que en los alrededores de Brandenburgo haya grandes industrias. Aquí se produjeron automóviles y acero, así como cochecitos para niños, bicicletas y juguetes. Hasta hoy en día, Brandenburgo es una de las ciudades industriales más importantes del país.

El arte de la ciudad

Brandenburgo también puede ofrecer arte: hay unos escenarios de comedia y un teatro. En verano, los actores se presentan en los escenarios históricos de la catedral, en el monasterio Pauli, en el jardín del museo, en la bodega de la locomotora o en el parque del teatro. Una vez al año, los brandenburgueses se vuelven locos por el jazz. Miles de fans bailan en la Steinstraße, donde numerosos grupos tocan jazz en vivo.

Los estudiantes de la universidad y cualquiera que busque las fiestas de la vida nocturna, sabe que a pesar de que sí hay diferentes Biergärten o cervecerías al aire libre, bares y restaurantes en Brandenburgo, las mejores fiestas están en Berlín.