BBC: Mujer posiblemente envenenada en R.Unido es hija de ex espía ruso | Europa | DW | 06.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

BBC: Mujer posiblemente envenenada en R.Unido es hija de ex espía ruso

La mujer que se encuentra en estado grave en Reino Unido tras haber sido posiblemente envenenda es la hija del exespía ruso Serguei Skripal, que también fue presuntamente intoxicado, informó hoy el canal británico BBC.

Yulia Skripal, de 33 años, fue encontrada inconsciente el domingo junto a su padre, el exespía ruso Serguei Skripal, de 66, en un banco cercano a un centro comercial de Salisbury, en el sur del Reino Unido. Ambos se encuentran hospitalizados en "estado crítico", según publicó la BBC este martes (6.03.2018).

La policía considera que entraron en contacto con una "sustancia desconocida". Skripal, un ex coronel de la inteligencia militar rusa, fue condenado y encarcelado en Rusia en 2006 por haber espiado para el Reino Unido. Fue liberado cuatro años después para que pudiese residir en Reino Unido, como parte de un intercambio de espías de alto perfil con Estados Unidos. 

Dos policías que están investigando el caso tuvieron que ser "tratados por síntomas menores", según la BBC.  El caso amenaza con tensar aún más las relaciones entre Rusia y el Reino Unido. La policía británica considera que se trata de un "caso muy poco común".

Rusia, por su parte, se considera injustamente sospechosa. "No ha tardado mucho" en surgir esas sospechas, apuntó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, que no comentó el caso. 

Aun así, Moscú está dispuesta a colaborar con las investigaciones si las autoridades británicas presentan una petición formal, explicó Peskov. "Moscú siempre está abierta a la cooperación", dijo. Sin embargo, "no tenemos información sobre qué razón pudo haber o en qué estaba involucrado este hombre que pudiera tener conexión con ello (el incidente)", añadió. 

La misteriosa enfermedad del ex espía ruso hizo que surgieran comparaciones con la de Alexander Litvinenko, el exagente de inteligencia ruso que murió en 2006 tras ser envenenado en Londres con té que contenía isótopos radioactivos. 

Las investigaciones británicas concluyeron entonces que Litvinenko fue asesinado por los ex agentes rusos Andrei Lugovoi y Dmitri Kovtun. Ambos negaron esas acusaciones, evitaron ser sometidos a juicio en Reino Unido y vive en Rusia. 

Kovtun cree que en este caso podría tratarse de una conspiración contra Rusia. "Si alguien envenenó de verdad a Skripal no es una casualidad, sino por supuesto una provocación de los servicios secretos británicos", dijo citado por la agencia rusia Interfax.

Según Kovtun, el objetivo sería desacreditar a Rusia y a sus autoridades antes de las elecciones presidenciales del 18 de marzo. En en el marco de las investigaciones la policía cerró temporalmente una pizzería y un pub en Salisbury y se descontaminó el lugar donde aparecieron los dos afectados. Según la Policía, por lo que se sabe hasta ahora no hay riesgo para la población, aunque se trata de un caso "extremadamente grave".

Serguei Skripal, exespía ruso, cuando fue detenido por los servicios secretos rusos. (Archivo).

Serguei Skripal, exespía ruso, cuando fue detenido por los servicios secretos rusos. (Archivo).

En las investigaciones están participando también fuerzas especiales de la Policía. "Estamos hablando con testigos, tomando pruebas, haciendo exámenes toxicológicos", señaló el jefe de las fuerzas especiales, Mark Rowley, en declaraciones a BBC4.  

Rowley reconoció que en el pasado hubo muertes sospechosas relacionadas con Rusia pero pidió que no se saquen conclusiones apresuradas. "Creo que debemos recordar que los exiliados rusos no son inmortales, todos mueren y puede haber una tendencia a las teorías de la conspiración", apuntó. Aun así, el caso de Litvinenko muestra que es conveniente estar alerta. (dpa)

Skripal, de 66 años, acompañado de una mujer de unos 30 años, fue hallado el domingo inconsciente en un centro comercial de la ciudad de Salisbury, en el suroeste de Inglaterra, tras supuestamente entrar en contacto con una sustancia desconocida, de acuerdo a la policía local.

El exespía doble se encuentra ahora en "estado crítico", según la última información de la Policía británica.

El hombre, excoronel en la inteligencia militar rusa, fue condenado en Rusia a 13 años de prisión en 2006 por pasar secretos de Estado al Reino Unido.

En 2010, Skripal fue uno de los cuatro convictos perdonados y trasladados al Reino Unido en lo que se consideró el mayor trueque de espías desde la Guerra Fría.

CP (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda

Publicidad