Barroso se mantiene al frente de la Comisión Europea | Europa | DW | 16.09.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Barroso se mantiene al frente de la Comisión Europea

Como se esperaba ya, el Parlamento Europeo confirmó al portugués José Manuel Durao Barroso como presidente de la Comisión Europea durante los próximos cinco años, pese a la oposición de los socialistas y los Verdes.

default

Josá Manuel Durao Barroso: mayoría absoluta.

El político conservador ya tenía de antemano asegurado el apoyo de los jefes de Estado y de gobierno de los 27 países miembros de la Unión Europea para prolongar su gestión durante un segundo mandato. De peso fue el apoyo de mandatarios de gran influencia en el contexto europeo como la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, Nicolás Sarkozy y el liberal belga, Guy Verhofstadt.

Barroso fue reelecto con los votos de los diputados conservadores, democristianos y liberales, que juntos cuentan con 403 de un total de 736 escaños. El portugués resultó electo con 382 votos a favor, 219 en contra y 117 abstenciones de un total de 718 votos emitidos. Con ello Barroso se convierte en uno de los políticos con mayor influencia en Europa, que dirige la Comisión y representa a los 27 países miembros que conjuntamente cuentan con casi 500 millones de habitantes.

EU Politiker der SPD Martin Schulz

El eurodiputado socialdemócrata Martin Schulz.

Un presidente criticado

Su elocuencia y habilidad para sortear las críticas formuladas por los eurodiputados sacaron a flote al político portugués en más de una ocasión durante los debates previos. “Durante los últimos cinco años Barroso no condujo adecuadamente a la Unión Europea. El radicalismo de mercado que nos condujo a la crisis financiera que tenemos que afrontar ahora no fue frenado sino más bien fomentado con una política equivocada”, afirma el eurodiputado alemán (socialdemócrata) Martin Schulz. “Barroso tampoco es un hombre que puede enfrentar a los jefes de Estado y de gobierno de los países miembros que en Bruselas a menudo defienden únicamente sus intereses nacionales”, añade.

Tanto socialistas –la segunda fuerza política en la Eurocámara- como Verdes critican al político portugués de haber sido hasta ahora un presidente sin iniciativa que más bien se ha movido con la corriente de los acontecimientos, que se plegó a las demandas de los gobernantes de los países miembros en vez de mostrar una actitud más exigente ante gobernantes que llegan a adoptar posturas nacionalistas en Bruselas. La Unión Europea enfrenta serios desafíos que van desde la competencia económica que suponen otras regiones, la búsqueda de consenso en materia medioambiental, las relaciones de la UE con Estados Unidos bajo la Administración Obama, así como el anhelado consenso para que pueda entrar en vigor el Tratado de Lisboa y la integración real de los nuevos miembros provenientes del Este del continente.

EU Gipfel in Brüssel Merkel Sarkozy Barroso

La canciller alemana Angela Merkel, entre el presidente francés, Nicolás Sarkozy y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

Políglota y ex -maoísta

Barroso, políglota y abogado de profesión, se convirtió en ministro del Exterior de Portugal a los 36 años, en el 2002 fue electo jefe de gobierno de su país. Quien fuera maoísta en su juventud es hoy en día un político de perfil conservador que apeló la víspera a los eurodiputados a darle un sólido mandato para sacar a la región de la crisis económica y aumentar su influencia global. “Si no actuamos juntos, Europa corre el riesgo de ser marginada”, advirtió el político de 53 años ante el pleno de la cámara en Estrasburgo.

Eurodiputados socialistas y Verdes pedían que se postergara la reelección de Barroso hasta octubre, cuando el Tratado de Lisboa será sometido a un nuevo referendo en Irlanda, que de ser aprobado podrían utilizarse los mecanismos previstos por este Tratado para elegir a los comisarios de la UE y del presidente de la Comisión. La elección de Barroso este miércoles, por elección simple, responde en cambio todavía a las reglas del Tratado de Niza.

Jose Manuel Barroso EU Kommission in Brüssel Flash-Galerie

Barroso (al centro) camina con algunos de los 24 comisionados que integran la Comisión Europea.

Respaldo de los liberales

“Aseguramos la capacidad de negociación de la Unión Europea”, afirmó el eurodiputado alemán (liberal) Alexander Graf Lambsdorff, en declaraciones al semanario alemán Focus. Su correligionario de origen portugués Alexander Alvaro asegura por su parte que Barroso ha retomado muchas propuestas de los liberales alemanes: desde medidas para reducir la burocracia y los obstáculos al comercio, hasta la promoción de mayores derechos ciudadanos y la elección por primera vez de un Comisario de Justicia, al que se le han añadido las competencias sobre Derechos Fundamentales y Libertades Civiles.

Así las cosas Barroso comienza su segundo mandato con apoyos pero también con fuertes críticas. Mientras unos lo elogian por su capacidad para adaptarse a situaciones nuevas, otros lo llaman oportunista, como el eurodiputado francés (Verde), Daniel Cohn Bendit. También algunos diplomáticos de la UE se muestran escépticos. “Tanta campaña a favor de sí mismo acaba dañando el cargo”, afirma un observador. El presidente de la Comisión propuso este mes un programa con el cual tratará de incrementar la influencia de la Unión Europea en el mundo y sacar a Europa de la crisis. Como dice el eurodiputado alemán (socialcristiano) Markus Ferber: “Barroso tendrá que meter a fondo el pie en el acelerador, pues necesita éxitos para asegurar lo alcanzado”.

Autora: Eva Usi

Editora: Mirra Banchón

DW recomienda

Publicidad