Barenboim rompe la tradición haciendo gesto de paz | Europa | DW | 01.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Barenboim rompe la tradición haciendo gesto de paz

Daniel Barenboim terminó este miércoles (01.01.2014) el famoso concierto de Año Nuevo en la Filarmónica de Viena con una nota especial: el director pidió al público con una señal que renunciara en parte a los tradicionales aplausos que suelen acompañar la pieza de cierre, la Marcha Radetzky de Johann Strauss.

Barenboim comenzó a caminar en medio de la orquesta al sonar esta popular pieza que pone el broche final al concierto para agradecer personalmente, uno por uno, con un apretón de manos a todos los músicos.

Tradicionalmente el director se vuelve al público en la última pieza el concierto para dirigir sus aplausos al compás de la marcha. En esta ocasión el concierto recordaba el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial. Y la Marcha Radetzky fue compuesta en honor de un controvertido mariscal de campo del siglo XIX.

Próximo año le toca a Zubin Mehta

La Filarmónica de Viena invitó a Barenboim, de 71 años, para dirigir este año el concierto por su compromiso a favor de la reconciliación, especialmente entre israelíes y palestinos, que le ha hecho ganarse el respeto internacional.

Además, por primera vez los músicos de la Filarmónica tocaron el vals “Palmas de la paz” de Josef Strauss ante los 2.200 invitados congregados en el Salón Dorado de Conciertos de la Musikverein de Viena, entre ellos el presidente austríaco, Heinz Fischer, y la actriz estadounidense Julie Andrews, que acompañaron con palmas los valses y polkas de la pluma de la dinastía de compositores.

El concierto se retransmitió por televisión en 92 países con una audiencia en todo el mundo de en torno a 50 millones de personas. Por primera vez se emitió también en Argentina, el país natal de Barenboim. El próximo año el encargado de dirigir el emblemático concierto será el director indio Zubin Mehta, de 77 años, que ya lo ha hecho en cuatro ocasiones. (dpa)

Publicidad