Barco de rescate Sea Watch se niega a devolver a 52 inmigrantes a Libia | El Mundo | DW | 13.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Barco de rescate Sea Watch se niega a devolver a 52 inmigrantes a Libia

La ONG Sea Watch rechaza devolver a Libia a 52 inmigrantes que rescató este 12 de junio en el Mediterráneo central por "no ser un puerto seguro", a pesar de que Italia exija que desembarque a “esas personas” en Trípoli.

Sea Watch 3 en una operación de rescate el 4 de enero de 2019

Sea Watch 3 en una operación de rescate el 4 de enero de 2019

"Sea Watch no desembarcará a los náufragos en Libia. Trípoli no es un puerto seguro. Devolver forzosamente a personas salvadas en el mar a un país en guerra, para que las encarcelen y torturen, es un crimen", denunció la organización alemana en sus redes sociales.  Los inmigrantes fueron rescatados ayer cuando viajaban en una barca frente a Libia, en concreto a unas 47 millas (unos 75 kilómetros) del litoral de Zawiya, próxima a la frontera con Túnez y zona de actividad de las mafias que se dedican al contrabando de personas. 

El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, artífice de la política de puertos cerrados a los barcos de las ONG, ha instado a la nave de Sea Watch a dirigirse al puerto de Trípoli y ha amenazado con consecuencias de no hacerlo. "El barco ilegal, tras embarcar 52 migrantes en aguas libias, se encuentra a 38 millas de las costas de Libia, a 125 de Lampedusa, 78 de Túnez y 170 de Malta. Las autoridades libias han asignado oficialmente Tripoli como puerto más cercano para el desembarco. Si este barco ilegal desobedece, poniendo en peligro a los migrantes, responderá por ello", adelantó el líder ultraderechista Salvini.

Libia, sumida en la guerra y en el caos desde 2011, es el lugar desde el que zarpa gran parte de los inmigrantes que cruzan en mar rumbo a Europa. Italia ha alcanzado acuerdos con las autoridades de que controlan Trípoli para que se encarguen de interceptar las barcazas. "Es vergonzoso que Italia promueva estas atrocidades y que los gobiernos de la Unión Europea sean cómplices", lamentó la ONG. La organización publicó un intercambio de correos con las autoridades de la Guardia Costera Libia en los que se le conmina, a petición de Italia, a trasladar a los rescatados a Trípoli.

Sea Watch: "Libia no es puerto seguro”

Sea Watch responde con una negativa, al señalar que Libia "no es un puerto seguro", como lo han corroborado varios tribunales italianos en diversas sentencias. "Las personas a bordo escapan de países en guerra y, como capitán de un barco con bandera europea, no puedo asumir la responsabilidad de devolverlas forzosamente. Por lo tanto estoy obligado a desoír la indicación de Trípoli como puerto seguro y pedir uno acorde con las ley de búsqueda y rescate, de refugiados y los derechos humanos", se lee.

Inmediatamente después, Salvini acusó a la ONG de "secuestrar a los inmigrantes por motivos políticos" y de utilizarles porque, dijo, que fue la organización la que previamente había pedido que Libia indicara un puerto al que dirigirse.

El Consejo de Ministros italiano aprobó el martes sancionar con entre 10.000 y 50.000 euros a las ONG que entren, transiten o estacionen en aguas territoriales italianas, un decreto ley que aún tiene que ser aprobado por el Parlamento, pero que no incluye las multas de hasta 5.000 euros por cada inmigrante rescatado en el Mediterráneo que Salvini quería aplicar en un principio.

jov (efe, ansa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda

Publicidad