Barcelona: unas 20.000 personas protestan por detenciones | Europa | DW | 21.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Barcelona: unas 20.000 personas protestan por detenciones

Los independentistas volvieron a salir a la calle en Cataluña para protestar por el operativo policial que trata de paralizar el referendo convocado de forma unilateral para el 1 de octubre por el Gobierno de la región.

Un día después de que la Guardia Civil española detuviera a 14 personas y efectuara 40 registros en diversas sedes del Ejecutivo catalán y de empresas privadas, unos 20.000 manifestantes se concentraron ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en Barcelona.

A la concentración han acudido numerosos diputados de las diversas formaciones independentistas, incluida la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, así como parlamentarios del PDeCAT, ERC y las CUP, junto a Xavier Domènech, Gerardo Pisarello y Joan Josep Nuet (Catalunya en Comú) y Albano Dante Fachin (Podem), entre otros.

Más información:

-Tensión en Cataluña: detenciones y protestas por el referéndum

-Tensión en Cataluña: detenciones y protestas por el referéndum

"La respuesta del Gobierno (español) ha sido indigna. Han sobrepasado las líneas, pero no vamos a dar ni un paso atrás", expresó allí el líder de la organización independentista Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez. "La gente en las calles es nuestra única fuerza y la garantía de que el 1 de octubre votaremos", añadió.

Unas 40.000 personas salieron el miércoles a protestar a las calles del centro de Barcelona por las detenciones y los registros de la Guardia Civil, según cifras de la Guardia Urbana. Hubo momentos de tensión y altercados entre manifestantes y agentes de los Mossos d'Esquadra, la Policía catalana. No hubo detenidos pero sí algunos heridos, según medios. Varios vehículos de la Guardia Civil quedaron deteriorados y cubiertos por basura.

Gobierno desmanteló logística de referendo

El Gobierno español dio hoy por desmantelada la logística de la polémica consulta del 1 de octubre, cuya convocatoria fue suspendida por el Tribunal Constitucional el pasado 8 de septiembre.

Además de detener a los presuntos organizadores de la votación –entre ellos algunos responsables del Gobierno catalán-, la Guardia Civil también se incautó en los últimos días de las papeletas, los carteles y otros materiales y documentos relacionados con la consulta popular.

En una primera reacción, el Gobierno catalán aseguró que mantendrá la cita con las urnas para el 1 de octubre. "No vamos a dar un paso atrás", destacó el jefe del Ejecutivo regional, Carles Puigdemont. Pero su "número dos", Oriol Junqueras, reconoció que las "condiciones hoy son diferentes" porque buena parte de su equipo "está detenido".

Madrid, dispuesta a negociar con Cataluña

Por otro lado, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, afirmó que el Gobierno estaría dispuesto a negociar una mayor oferta de dinero y autonomía financiera a Cataluña si la región desiste de sus "planes de independencia", en una entrevista publicada hoy por Financial Times.

"Una vez se abandonen los planes de independencia, podemos hablar", dijo el ministro en declaraciones hechas al periódico en Madrid, en las que sostiene además que el referendo convocado por el Ejecutivo catalán para el 1 de octubre "sería una pantomima" sin legitimidad.

VT (dpa, efe)

DW recomienda

Publicidad