Bangladesh promete continuar apoyando a los rohinyá | El Mundo | DW | 12.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Bangladesh promete continuar apoyando a los rohinyá

La primera ministra de Bangladés, Sheikh Hasina, visitó uno de los campamentos de refugiados rohinyás y prometió continuar con la distribución de alimentos y servicios sanitarios.

Sheikh Hasina, primera ministra de Bangladesh, en el campamento de refugiados rohinyás, en Kutupalong.

Sheikh Hasina, primera ministra de Bangladesh, en el campamento de refugiados rohinyás, en Kutupalong.

"Bangladés es un país de 160 millones de personas y hemos garantizado sus necesidades básicas; también tenemos la capacidad de proporcionar todo tipo de ayuda, incluyendo comida y servicios sanitarios, a los refugiados de Birmania", afirmó la primera ministra bangladesí este martes (12.09.2017) durante una visita al campo de Kutupalong, según la agencia estatal BSS. 370.000 miembros de esta minoría musulmana llegaron a Bangladesh desde el pasado 25 de agosto.

Hasina, que repartió productos de primera necesidad entre los residentes del campamento, denunció que Birmania no tiene "derecho" a rechazar a esta minoría musulmana e insistió en que estos son ciudadanos del país vecino.

"Queremos paz y relaciones amigables con los países vecinos, (...) no podemos permitir y aceptar cualquier tipo de injusticia y nuestra protesta continuará con este fin", concluyó la mandataria bangladesí.

Crisis debida a ataque y operativo militar

La crisis se desató el 25 de agosto, cuando un ataque de un grupo insurgente rohinyá contra casetas policiales y militares en el estado de Rakhine, en el noroeste de Birmania, fue respondido con una operación militar en la zona.

La formación insurgente, el Ejército de Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA), declaró el sábado un alto el fuego durante un mes para permitir la entrada de asistencia humanitaria, algo que ha sido rechazado por el Gobierno birmano.

Campamento de refugiados rohinyás en Kutupalong, Bangladesh.

Campamento de refugiados rohinyás en Kutupalong, Bangladesh.

La nueva oleada de refugiados se produce después de que a finales del año pasado el Ejército birmano llevara a cabo otra campaña militar tras un ataque insurgente, que en aquella ocasión provocó el éxodo de más de 80.000 rohinyás y la condena de organismos internacionales y organizaciones de Derechos Humanos.

Entre 300.000 y 500.000 rohinyás vivían ya antes de esta crisis en Banglades, país que solo reconoce como refugiados a 32.000 de ellos, afincados en los campos del distrito suroriental de Cox's Bazar.

CP (efe, rtr)

DW recomienda

Publicidad