¿Banda ancha para todos en la UE? | Europa | DW | 19.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

¿Banda ancha para todos en la UE?

Para Neelie Kroes, comisaria para la Agenda Digital, Europa debe ser un continente sin barreras digitales para mejorar la competitividad. Por ello se propone introducir la banda ancha en toda la región.

Estación satelital de la ESA en Tenerife.

Estación satelital de la ESA en Tenerife.

A pesar de sus 72 años de edad, la comisaria europea Neelie Kroes es una apasionada internauta. Una profesional a la que enerva el que en plena Bruselas no se puede navegar en la ultra rápida red móvil 4G, algo que sí es posible en Lagos, la capital de Nigeria. En Europa solo una cuarta parte de los habitantes tiene acceso a la red 4G, mientras en Japón se está introduciendo ya la 5G. "Estamos quedándonos atrás de otras regiones, también de África", recalca Kroes.

Para 2020 se espera que Europa esté totalmente conectada a la red ultra rápida de banda ancha. Al menos así lo decidieron los jefes de Estado de la UE y Kroes es la encargada de implementarlo. "Cada casa, cada empresa, cada institución del continente debe estar conectada", es la visión de la comisaria. "El desarrollo económico tiene lugar en y con Internet", agrega Kroes, quien destaca que "la completa conectividad es indispensable para el éxito de la actividad empresarial". No mejorar la conectividad en Internet "es privar a los ciudadanos de oportunidades", afirma la activa holandesa que, según ella misma, "no quiere una sociedad digital de ricos y pobres".

Chat y correos vía satélite

Neelie Kroes, comisaria para la Agenda Digital.

Neelie Kroes, comisaria para la Agenda Digital.



Pero Kroes ya se puede apuntar el primer éxito: según la Asociación Europea de Satélites Orbitales, a finales de 2013, todo habitante de la UE podrá navegar en banda ancha, vía satélite. "Con esto aseguramos el cubrimiento básico de Internet en la UE". Un desarrollo importante para países como Polonia o Eslovenia u otras regiones apartadas que no cuentan con redes convencionales.

Ya países como Luxemburgo y Malta tienen una cobertura del 100 por ciento, gracias a interconexiones LAN (Local Area Network). Alemania tiene una expansión de LAN del 97 por ciento. Una oferta, hasta ahora estándar. La comisaria para la Agenda Digital se propone liberalizar el mercado de Internet móvil y por cable, al que tiene acceso apenas la mitad de los europeos, para doblar la oferta. "Toda empresa de telecomunicaciones que tenga sede en cualquiera de los 28 países miembros de la UE podrán entonces ofrecer sus servicios en toda Unión", anuncia Kroes.

Con esto, la comisaria quiere elevar la competitividad y crear un gran mercado interno de las telecomunicaciones, un sector que en Europa aún no se ha definido como tal, para sorpresa de la política.

¿En defensa del consumidor?

Pero hay algunos que ven con ojos críticos los planes de la activa comisaria. "Sus planes ponen en peligro la neutralidad de la red en Europa", increpa Petra Kammerevert, europarlamentaria socialdemócrata de Alemania, en conversación con DW.

Hasta ahora, cada usuario de Internet puede abrir cada página virtual y utilizar cada servicio, sin importar cuántos datos tengan que ser transportados. Pero las empresas de telecomunicaciones podrían pronto comenzar a cobrar de acuerdo al servicio que el internauta necesite. Así, los precios para el consumidor subirán.

El servicio de telefonía Skype, por ejemplo, podría ser bloqueado por empresas que lo consideren un obstáculo en sus negocios. Según Kammerevert, los planes de la comisaria Kroes serían "el primer paso hacia una sociedad internauta de dos clases". El argumento de Kroes: "Si bien yo también abogo por la neutralidad de la red, las empresas que ofrezcan mejores servicios, deben poder cobrar por estos".

Pero eso no es todo. Kammerevert teme que la comisaria "puede estar llegando a acuerdos secretos con empresas de telecomunicaciones en detrimento de los consumidores para favorecer a algunas empresas". Una grave sospecha que debería tomarse en serio.

Autor: Bernd Riegert / JOV
Editor: Diego Zúñiga

DW recomienda