Bancos chipriotas reabrirán el jueves con fuertes restricciones | Economía | DW | 27.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Bancos chipriotas reabrirán el jueves con fuertes restricciones

Las autoridades de la isla decidieron autorizar transacciones, pero limitaron los montos de dinero, para evitar fugas de capital.

El Ministerio de Finanzas y el Banco Central de Chipre informaron este miércoles (27.03.2013) que los bancos del país podrán reabrir sus puertas a partir del jueves, entre las 12 y las 18 horas, tras 12 días de incertidumbre que forzó a cerrar esas instituciones. Sin embargo, la decisión va de la mano con una serie de restricciones.

Cada persona podrá sacar, al día, 300 euros de su cuenta bancaria. Se limitarán las transferencias al extranjero, se condicionarán la venta de bienes inmobiliarios y el desarrollo de negocios, entre otras medidas que buscan evitar una fuga de dinero. Los movimientos de capital al extranjero se limitarán a 5.000 euros por persona.

Ver el video 01:24
Now live
01:24 minutos

Bancos de Chipre tuvieron examen en Grecia

También volverán a permitirse órdenes de transferencias periódicas para el pago de salarios y nuevamente funcionará el sistema de banca online. Así pretende hacerse posible que los empleados reciban sus sueldos y empezar a normalizar, de forma lenta pero sostenida, el funcionamiento económico de Chipre, país sumido en una profunda crisis financiera.

Dentro de lo razonable

Las medidas adoptadas por las autoridades no se quedan ahí. Cada chipriota que salga al extranjero podrá llevar como máximo 1.000 euros en efectivo y no se permitirá sacar antes de tiempo los depósitos a plazo fijo. Asimismo, los ciudadanos que estudien en el extranjero podrán recibir de su país un máximo de 5.000 euros por trimestre para financiar sus gastos.

El jefe de Auditoría Interna del Banco Central, Yiangos Demetriou, dijo que se podrán usar las tarjetas de crédito dentro del país sin límites, aunque los negocios se han rehusado a aceptarlas en los últimos días. El ministro de Finanzas, Michael Sarris, dijo que los controles de capital estarán "dentro de los dominios de la razón".

Para permitir que la economía funcione, y previendo una alta demanda de dinero en metálico, el Banco Central Europeo (BCE) envió cerca de 5.000 millones de euros al banco central chipriota. El dinero fue trasladado este miércoles desde el aeropuerto de Larnaca, la tercera mayor ciudad de Chipre, al banco central en la capital, Nicosia.

Se estima que las medidas durarán siete días, por lo menos.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema