Bávaros por la protección de las especies | Alemania | DW | 13.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Bávaros por la protección de las especies

La iniciativa “¡Salvemos a las abejas!” tuvo un éxito enorme en Baviera. Sin embargo, no todos los lugareños la celebran. La petición de plebiscito obliga al Gobierno local a tomar en serio la protección de las especies.

Hasta este miércoles (13.2.2019), los electores del Land alemán de Baviera tuvieron la oportunidad de anotarse en listas para apoyar la iniciativa legislativa popular “¡Salvemos a las abejas!”. Sin embargo, ya hace días estaba claro que su proyecto de ley y la petición de someterlo a plebiscito habían tenido un éxito enorme: hacían falta 950.000 firmas para que el Gobierno regional accediera a organizar un referendo en el lapso de un semestre y ya se han recogido más de un millón de rúbricas.

Agnes Becker, del Partido Democrático Ecológico (ÖDP) –que impulsó esta moción junto a los Verdes y a la Federación para la Protección de las Aves– celebró ese triunfo alegando que “¡Salvemos a las abejas!” tuvo mayor poder de convocatoria que las iniciativas populares de los no fumadores y de quienes se opusieron a las matrículas estudiantiles. “Quizás sea la solicitud de plebiscito más exitosa de todas en Baviera. Eso lo sabremos a ciencia cierta este jueves (14.2.2019)”, acotó Becker.

Agnes Becker, ÖDP-Politikerin in Bayern (ÖDP)

Agnes Becker, del Partido Democrático Ecológico (ÖDP).

Una consciencia relativamente nueva

El proyecto de ley en cuestión es ambicioso; éste estipula que los biotopos sean conectados para crear redes, que las orillas de los ríos y lagos sean protegidas más efectivamente y que los cultivos ecológicos se consoliden en Baviera de tal forma que, de aquí al año 2030, al menos un 30 por ciento de las superficies cultivables del Estado federado sean trabajadas según criterios ecológicos; el ministerio a cargo de los asuntos agrícolas sólo había previsto un 10 por ciento para ese período.

Además, el proyecto de ley contempla la transformación del 10 por ciento de todos los herbazales en campos floridos y la prohibición total del uso de pesticidas en todas las tierras labradas de Baviera. Si estas exigencias se cumplen en el Estado federado más grande de Alemania, sus habitantes habrán llevado a cabo una auténtica revolución y podrían terminar inspirando a los pobladores de otros rincones del país interesados en proteger la naturaleza y los insectos vitales para la agricultura.

La hazaña de quienes pusieron en marcha la iniciativa legislativa popular “¡Salvemos a las abejas!” llama la atención porque el debate en torno a la necesidad de proteger a las especies empezó hace relativamente poco tiempo. Fue sobre todo el Estudio de Krefeld sobre la desaparición masiva de insectos polinizadores el que sensibilizó a la clase política y a la opinión pública alemana en 2017. El efecto de ese análisis se vio reforzado por varios documentales y la novela “La historia de las abejas”.

München: Wahl von Markus Söder in Bayern (Reuters/A. Gebert)

El socialcristiano Markus Söder, máxima autoridad de Baviera.

El descontento de los agricultores

Sin embargo, no todos los lugareños están contentos. Walter Heidl, presidente de la Federación Bávara de Agricultores, acusó a los organizadores de “¡Salvemos a las abejas!” de hacer agitación política en contra de los granjeros. “Lo que a los agricultores nos molesta es que se ignore las reformas que también nosotros hemos hecho”, esgrimió Heidl, arguyendo que casi la mitad de los granjeros bávaros participan en programas para proteger a las especies y cuidar el medio ambiente.

En entrevista con DW, Agnes Becker, del Partido Democrático Ecológico (ÖDP), refuta lo dicho por Heidl argumentando que los programas que él alude no son lo suficientemente efectivos y que la estrategia aplicada por el Gobierno de Baviera es errada porque apuesta a la participación voluntaria en esos programas. “A estas alturas debemos reconocer que la voluntariedad no basta para frenar la extinción de las especies. Necesitamos que se impongan directrices legales”, opina Becker.

El debate no ha caído en oídos sordos. El próximo miércoles (20.2.2019), el socialcristiano Markus Söder, máxima autoridad de Baviera, auspiciará una mesa redonda con miras a que se discutan distintas soluciones para los problemas planteados. Söder ha lanzado su propia iniciativa para combinar la protección de las especies con la contemplación de los intereses de los agricultores. Todo apunta a que el Gobierno regional presentará dentro de poco su propio proyecto de ley para que compita con el de los propulsores de “¡Salvemos a las abejas!”.

(erc/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

 

DW recomienda