Ayuda humanitaria para Venezuela se repliega tras disturbios en la frontera | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 24.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Ayuda humanitaria para Venezuela se repliega tras disturbios en la frontera

Por su parte, Juan Guaidó pidió a la comunidad internacional "que se mantengan todas las cartas sobre la mesa" y anunció que se reunirá con el vice de Estados Unidos el lunes.

Kolumbien Hilfslieferungen für Venezuela (Getty Images/AFP/G. Munoz)

Juan Guaidó, sobre uno de los camiones este sábado (23.02.2019)

El primer intento de la comunidad internacional de llevar a Venezuela ayuda humanitaria desde Colombia terminó este sábado (23.02.2019) en violentos enfrentamientos con la fuerza pública venezolana.

Debido a las dificultades, las autoridades resolvieron que los camiones retornen con el cargamento a los centros de acopio. Según fuentes oficiales hubo al menos 2 muertos en la jornada, los heridos son al menos 85 y los militares venezolanos que desertaron  y solicitaron refugio en Colombia fueron más de 60, según afirmó el canciller, Carlos Holmes Trujillo.

"Les pedimos (a la comunidad internacional) que se mantengan todas las cartas sobre la mesa", aseguró por las noche el autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó. Asimismo anunció que participará este lunes (25.02.2019) en una reunión del Grupo de Lima en Bogotá donde se reunirá, entre otros, con el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence.

Los choques comenzaron temprano en el puente internacional Simón Bolívar, que comunica la ciudad colombiana de Cúcuta con la venezolana de San Antonio del Táchira. Luego se expandieron a Francisco de Paula Santander, que conecta con Ureña.

En el puente de Tienditas, donde se almacenan toneladas de ayuda enviada por Estados Unidos, Chile y otros países, la gente se aglomeró desde horas tempranas. Sin embargo el bloqueo por parte del Gobiernovenezolano continuó y los camiones que transportaban los alimentos y medicinas decidieron dar marcha atrás.

La multitud que trató de abrir paso a la ayuda humanitaria se encontró con la oposición de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía venezolana, lo que degeneró en enfrentamientos en los que las fuerzas dispararon gases lacrimógenos. 

En el puente Francisco de Paula Santander fueron quemados dos camiones en el lado venezolano de la frontera, lo que obligó al Gobierno colombiano a ordenar el regreso de los vehículos a la bodega situada en el lado colombiano de Tienditas.

"Desafortunadamente ha habido violencia por parte de la dictadura y no podemos propiciar que esa violencia continúe", afirmó el presidente de Colombia, Iván Duque, en una declaración en Cúcuta, donde estuvo junto con sus homólogos de Chile, Sebastián Piñera, y Paraguay, Mario Abdo Benítez, y el mandatario interino de Venezuela, Juan Guaidó, al igual que el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Deserción

A lo largo del día más de 60 militares, policías y guardias venezolanos desertaron en distintos puntos de la porosa frontera de 2.219 kilómetros de Colombia con Venezuela.

"En el día de hoy han llegado desarmados a territorio colombiano más de 60 militares, varios de ellos oficiales, quienes han solicitado refugio en Colombia, demostrando la pérdida de confianza con el usurpador régimen de Maduro", afirmó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, en una rueda de prensa en Cúcuta.

En uno de los incidentes de más tensión de la jornada, tres guardias venezolanos se acercaron esta mañana a la frontera de Colombia en una tanqueta y cuando estaban cerca de la línea divisoria descendieron del vehículo y se entregaron a las autoridades colombianas.

285 heridos

Asimismo, el canciller colombiano detalló que de los 285 heridos, 255 son ciudadanos venezolanos y los 30 restantes son colombianos. Añadió que la mayoría de ellos resultaron afectados por gases lacrimógenos y por el "uso de armas no convencionales".

Más temprano, la violencia dejó dos muertos y decenas de heridos en las fronteras con Colombia y Brasil. Un menor de 14 años y un adulto fallecieron por impacto de bala en Santa Elena de Uairén, en el estado de Bolívar (sur), limítrofe con Brasil, según la ONG Foro Penal -crítica del gobierno- por la "represión militar". El viernes murió un mujer en choques en esa zona.

En paralelo, un barco que zarpó este sábado de Puerto Rico, un estado libre asocialdo a los Estados Unidos, con carga de ayuda humanitaria para Venezuela "recibió amenaza directa de fuego por parte de naves venezolanas", informó el gobernador Ricardo Rosselló.

Dg (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 04:20

¿Hasta cuándo resistirá Maduro la presión?

Audios y videos sobre el tema