Avión siniestrado de Lion Air no estaba en condiciones de volar | El Mundo | DW | 28.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Avión siniestrado de Lion Air no estaba en condiciones de volar

El Boeing 737 Max de la compañía indonesia de bajo coste Lion Air, que se precipitó al mar en octubre pasado, había reportado serias fallas previas.

Un informe provisional del Comité Nacional de Seguridad en el Transporte (KNKT) de Indonesia entregado este miércoles (28.11.2018) sostiene que el avión había reportado serias fallas previas, y se cree que la causa del accidente fue un error de software. Los investigadores confirmaron que los pilotos lucharon casi desde el principio contra la caída del aparato.

El avión, prácticamente recién estrenado, cayó al mar el  29 de octubre solo 11 minutos después de haber despegado del aeropuerto internacional de Yakarta, la capital de Indonesia. Murieron las 189 personas que se encontraban a bordo. El informe preliminar basado en los datos de vuelo de una de las cajas negras refleja numerosos problemas en los cuatro últimos vuelos del Boeing 737 Max 8 accidentado, losque fueron corregidos por los ingenieros en tierra de Lion Air.

Falta caja negra determinante

Pese a ello, los errores reaparecieron. Se especula con la posibilidad de que el accidente fuese ocasionado por un nuevo software instalado en los instrumentos de vuelo: el Maneuvering Characteristics Augmentation System (MCAS) que fue desarrollado por Boeing expresamente para el 737 Max.

El investigador del KNKT, Nurcahyo Utomo, indicó que no han encontrado menciones al MCAS en el manual del modelo 737 Boeing Max 8 y cuestionó la decisión de la Administración Federal de Aviación de EEUU de aprobar el documento.  Tras el accidente, Boeing ha enviado dos actualizaciones operativas a las aerolíneas y aseguró en un comunicado que uno de los procedimientos que utilizaron los pilotos durante el vuelo de la compañia Lion Air se basa en su manual de operaciones.

Varios de los familiares de los fallecidos han presentado denuncias a través de bufetes de abogados estadounidenses en tribunales del estado de Illinois, donde está la sede de Boeing, alegando problemas de seguridad que no fueron comunicados a los pilotos. Las autoridades indonesias buscan todavía en el mar de Java una segunda caja negra que graba las conversaciones de los pilotos en la cabina, y que las autoridades consideran determinante en la investigación.

SP (dpa/EFE)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda

Publicidad