Autos modulares: la apuesta de VW | Economía | DW | 22.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Autos modulares: la apuesta de VW

Estandarizar piezas y procesos promete grandes ventajas a la industria automotriz, en términos de reducir costos y agilizar la producción. Volkswagen apuesta por la armonización de sus plantas en todo el mundo.

ARCHIV - Ein Angestellter von VW ueberprueft die Produktion von VW Golf V Autos am 24. Februar 2004 in Wolfsburg. Mit dem Auslaufen der Abwrackpraemie sind in der deutschen Autoindustrie laut einer Studie mehr als 90.000 Jobs in Gefahr. Nach einer Analyse der Unternehmensberatung Roland Berger, die der Welt vorliegt, veroeffentlicht am Freitag, 28. August 2009 wird die Zahl der Insolvenzen entlang der gesamten automobilen Wertschoepfungskette deutlich steigen. (AP Photo/Fabian Bimmer,file) --- FILE - An employee of German carmaker Volkswagen surveys the production of VW Golf V cars, in this Feb. 24, 2004 file picture taken in the Volkswagen plant in Wolfsburg, northern Germany. (AP Photo/Fabian Bimmer,file)

La uniformidad va por dentro.

Optimistas son las expectativas de Volkswagen para el 2012. El presidente del directorio, Martin Winterkorn, ha fijado la meta de un aumento de la productividad del 10 por ciento anual. ¿Cómo se propone lograrlo? En buena medida con un nuevo sistema de producción modular, mediante el cual la empresa se propone reducir también sus costos hasta en un 30 por ciento.

El principio es sencillo: unificar los sistemas de producción de diversos modelos y marcas del consorcio automotor. Con ello se cumplen varios objetivos a la vez, ya que se abaratan costos y se uniforman procesos.

Uniformidad en pro de la diversidad

Mitarbeiter der Volkswagen AG

Control de producción de vehículos utilitarios de VW.

Parece ser una amenaza para la diversidad, pero en la práctica es todo lo contrario. “Estos sistemas modulares de producción posibilitan una gran flexibilidad para la fabricación de diversos modelos”, indicó el jefe de producción de VW, Hubert Waltl, al periódico Handelsblatt, agregando que, además, “la fase de desarrollo de un nuevo modelo se reduce considerablemente”.

Los módulos en cuestión no atañen al exterior de los vehículos, sino a piezas de su interior con los que el conductor, a menos que sea un apasionado de la mecánica, no tiene por qué verse confrontado. Por ejemplo, habrá un único modelo del elemento que liga al motor con la caja de cambios. Y, en lugar de las aproximadamente 300 variantes de motores y cajas de cambios, en el futuro solo existirán 36; del mismo modo, en vez de 102 módulos de aire acondicionado, habrá únicamente 28. El nuevo “sistema modular transversal”, servirá de base para la construcción de 40 modelos, de acuerdo con los planes de VW.

Fábricas armonizadas

Volkswagen eröffnet neues Werk in Indien

Desde la India hasta México: todas las plantas de VW serán armonizadas.

Pero el principio del sistema modular no sólo se aplicará a los vehículos, sino también a las mismas fábricas. Volkswagen se propone armonizar sus 62 plantas existentes en el mundo, y obviamente también las que se construyan en el futuro. “Desarrollamos un módulo estándar y lo construimos de acuerdo con el mismo patrón en todo lugar”, señaló Waltl al Handelsblatt. La idea es que todo el proceso de producción se lleve a cabo de manera uniforme, en galpones iguales, independientemente de que se fabriquen allí autos de Seat, Skoda o Audi, ya que el plan abarca a todas las marcas de VW.

El primer automóvil construido con el sistema modular transversal es el Audi A3, que saldrá al mercado en el verano boreal. Le seguirá más adelante el nuevo Golf de VW. Y ya se están remodelando las primeras plantas de producción en Alemania. Según el Handelsblatt, a fines de año el proceso continuará en las fábricas de Seat, en la localidad española de Martorell, y de Skoda, en la República Checa. Hasta el año 2018, el nuevo sistema modular habrá de aplicarse en todas las sedes del consorcio.

Autora: Emilia Rojas

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda