Autos eléctricos: ¿perjudiciales para el medio ambiente? | Ciencia y Ecología | DW | 30.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Autos eléctricos: ¿perjudiciales para el medio ambiente?

Los automóviles eléctricos no aportan a mejorar la protección del clima como se creía hasta ahora, sino que lo perjudican. A esa conclusión llega un estudio realizado por encargo del ministerio alemán de Medio Ambiente.

Autos eléctricos: ¿mentira ecológica?

Autos eléctricos: ¿mentira ecológica?


El Gobierno alemán planea que alrededor de un millón de automóviles eléctricos circulen por las calles alemanas hasta el 2020, y la industria ya puso el pie en el acelerador para que eso se haga realidad. Pero los vehículos eléctricos no representan, al menos por ahora, una mejora en cuanto a la protección climática, se concluye en un informe del Instituto de Ecología de Friburgo. Ampliar el parque automotor impulsado eléctrico representaría incluso un mayor perjuicio para el medio ambiente, de acuerdo con la investigación, citada por el periódico alemán Tageszeitung.

Automóviles a gasolina, menos perjudiciales

En el mencionado estudio, los especialistas llegan a la conclusión de que, como muy temprano, circularán un millón de automóviles eléctricos en el 2022. Además, parten de que el desarrollo del contingente de autos eléctricos podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por el tráfico automotor en un seis por ciento hasta 2030. Sin embargo, afirman que con vehículos que posean motores a gasolina más eficientes la emisión de gases perjudiciales para el medio ambiente podría disminuir en un 25 por ciento.

El motivo de este sorprendente balance reside, según el Instituto Ecológico de Friburgo, en las cantidades de electricidad que consumen los automóviles eléctricos. Sólo se produciría un equilibrio en lo respectivo a la protección del clima si se produjera electricidad utilizando cantidades adicionales de energías renovables como, por ejemplo, la energía eólica, la solar o el biogás. De lo contrario –así lo ven los expertos- los e-autos consumirían las existencias de electricidad ecológica y renovable, y, en consecuencia, el resto de los consumidores tendría que recurrir a fuentes convencionales de energía, como la de las centrales carboeléctricas, por ejemplo.

Joint venture para la infraestructura

Seis de las mayores compañías alemanas –las automotrices Daimler y BMW, la gran empresa de autopartes Bosch, el grupo mixto Siemens, así como las abastecedoras de electricidad EnBW y RWE planean unirse en el primer semestre de 2012 con el objetivo de desarrollar una infraestructura especial para automóviles eléctricos. Pero aún no se habla mucho de planes para el uso de energías renovables adicionales.

Autora: Susanne Eickenfonder/ CP
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad