Autos compartidos: el futuro del ″carsharing″ en Alemania | Alemania Hoy | DW | 15.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania Hoy

Autos compartidos: el futuro del "carsharing" en Alemania

Actualmente el llamado "carsharing" está experimentando un gran éxito en Alemania. ¿Pero cómo se va a desarrollar, considerando los cambios dramáticos que la industria automotriz va a experimentar en los próximos años?

En noviembre Peter Altmaier, ministro de Economía de Alemania, dijo que tarde o temprano habrá una plataforma de movilidad universal: "Una aplicación que maneje todos sus procesos de movilidad, empezando con su bicicleta hasta tomar el autobús, del alquiler de un coche hasta la compra de un vuelo internacional.”

Todavía hay pasos que hacer. Uno de los hitos más interesantes de este desarrollo es el préstamo de vehículos, llamado carsharing, que actualmente está experimentando un gran éxito en Alemania.

Desde hace más de un década hay diferentes formas de servicios del carsharing que se usan en otros países. En Alemania la forma más popular es la "circulación libre”. Los usuarios reservan el coche a través de una aplicación, lo recogen y después del viaje lo parquean en alguna parte de la ciudad. Empresas como Car2Go y DriveNow, ambas bajo el control de ShareNow, son un buen ejemplo.

Además, la popularidad del "e-hailing” y del uso compartido de automóvil está creciendo. Personas que viajan en la misma dirección se unen con la ayuda de una aplicación y son recogidos por los conductores. El sistema BerlKönig del transporte público de Berlín (BVG) y la creciente aplicación CleverShuttle son un ejemplo.

El mes pasado el lobby del carsharing alemán reveló un aumento de los usuarios registrados en su país. En 2018 hubo un total de 2.46 millones de usuarios registrados. Se manifestó un aumento de 350.000 usuarios en comparación con 2017.

Puentes hacia el futuro

¿Tendrá futuro el carsharing? Sí y no, dice Kersten Heineke, que analiza el futuro de la movilidad en Europa junto con la empresa consultora MCKinsey.

El considera el carsharing y el e-hailing como "puentes hacia el futuro”, que ayudan a los fabricantes de automóviles y a otros participantes a prepararse para una nueva era de movilidad, que está por llegar. Una era que se definirá por vehículos autónomos y una opinión diferente en referencia a la posesión de un propio vehículo.

"En una ciudad moderna e interconectada en una época autónoma, en los años de 2028, 2030 o 2032, ya no usaremos el carsharing ni el e-hailing tradicional, sino compartiremos taxis robóticos. Básicamente, todos estos modelos se fundirán en una nueva forma de oferta.” dijó a DW.

No obstante cree que a esta forma de carsharing, que se realiza en Alemania actualmente, le quedan unos cuantos años más por delante. Además, es de la opinión que los tres grandes fabricantes de automóviles, Daimler, BMW y Volkswagen, invirtieron en el carsharing por dos razones. Por un lado por su alto valor mercantil en las ciudades grandes. Y por otro lado, lo consideran "un buen entrenamiento para aprender cómo vender movilidad en formas más pequeñas.”

Una magna inversión de las grandes corporaciones

El año pasado Daimler pagó 70 millones de euros (79 millones de dólares) para comprar el último 25 por ciento de la empresa Car2Go. Así llevó su grado de participación a un 100 por ciento. Al mismo tiempo, BMW adquirió DriveNow. 

En marzo de 2018, BMW y Daimler fusionaron sus aportaciones de carsharing. El nuevo conjunto ShareNow tiene cuatro millones de clientes por todo el mundo y más de 20.000 vehículos en 13 países. Es el proveedor de carsharing más grande del mundo.

Volkswagen también entró al mercado. Este año va a lanzar su propio servicio de carsharing en Berlín, llamado "WeShare”. Además está trabajando en versiones que hasta 2020 cubrirán el resto de Alemania, Europa y el norte de América. A base de una nueva orientación, a la que Volkswagen se vio obligada después del escándalo diésel, subió sus inversiones en electromovilidad, así que todos los vehículos de WeShare serán eléctricos. Esto lo distinguirá de ShareNow. Solamente 3.200 de los aproximadamente 20.000 vehículos de ShareNow son eléctricos.

Con vista al futuro del carsharing surge la pregunta: ¿Cómo se va a desarrollar el carsharing en referencia a un cambio hacia la electromovilidad y los vehículos autónomos?

Al final gana el cliente

Es dificil predecir el futuro del carsharing en referencia a estos cambios. Christian Müller, jefe de comunicación de le empresa Car2Go, dice que ShareNow está "convencido” de que el futuro del carsharing estará dominado por la electromovilidad. Pero un aumento de vehículos eléctricos es limitado por la falta de suficientes cargadores en Alemania.

Kersten Meineke cree que la administración de los vehículos en grandes ciudades y el conocimiento de las expectativas de los clientes, que no tienen su propio coche, les preparan a las grandes empresas para la época autónoma. 

Es necesario aclarar que el modelo de carsharing de ShareNow se dedica a la ciudad. No necesariamente funcionará en áreas rurales o en ciudades pequeñas. Meineke cree que, en estos lugares, la opinión en referencia a la posesión de un propio vehículo no cambiará en poco tiempo, ni siquiera si los vehículos eléctricos y autónomos ganan popularidad. 

A pesar de todo, cree que al final son los ciudadanos quienes sacan provecho de un futuro móvil. "Las cosas serán más convenientes” dice Meineke. "El cliente tendrá la posibilidad de elegir entre diferentes opciones, duraciones, niveles de confort y niveles de precios."

DW recomienda