Austria promete ″una Europa capaz de proteger″ | Europa | DW | 29.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Austria promete "una Europa capaz de proteger"

Desde este 1° de julio de 2018, una coalición de populistas de derecha asumirá, por primera vez, la Presidencia del Consejo de la UE. Austria quiere “mediar” y centrarse en la migración.

Merkel y Kurz, en Bruselas

Merkel y Kurz, en Bruselas

Irónicamente, Austria, que ha mostrado poca disposición a cooperar con la inmigración en los últimos años, asume la presidencia del Consejo de la UE. El canciller Sebastian Kurz, del conservador ÖVP, gobierna en Viena con el xenófobo FPÖ.

"La gente está harta, y con razón, esperando a que la UE solucione el problema migratorio, pero no pasa nada”, dijo el canciller austriaco en Bruselas.

La presidencia temporal austríaca se desarrollará bajo el lema "una Europa que protege". Con ello, el jefe del gobierno austriaco quiere reforzar la reducción de la inmigración en todas las rutas. La última decisión de establecer campamentos para náufragos en el norte de África va en la dirección correcta, según Kurz. A su juicio, el aislamiento es ahora un objetivo comú. Para él, esto es algo positivo. Austria se compromete a mejorar la protección de las fronteras exteriores de la UE y está planificando una expansión masiva de la agencia de protección fronteriza Frontex.

La Comisión de la UE ya presentó a una propuesta, según la cual, hasta el año 2027, Bruselas deberá destinar 10.000 funcionarios adicionales para la protección de las fronteras. Austria y otros miembros de la UE creen empero, que esos refuerzos deben llegar, a más tardar, en 2020.

Austria, medidador

"Una presidencia tiene la tarea de unir posturas diversas", dijo, por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, a la emisora pública alemana Deutschlandfunk. "Creo que no es justo, no es bueno, no es europeo, y por lo demás es engañoso, que la Presidencia austriaca apoye, por todos los medios, a los países de Visegrado, (que se resisten a recibir refugiados). ¡Esto dañará la Unión Europea!", advirtió Asselborn. Sin una solución europea común para el "reparto de cargas", es decir, la distribución equilibrada de los inmigrantes dentro del continente, la actual disputa sobre inmigración no se puede resolver, concluye el político luxemburgués.

El canciller Sebastian Kurz enfatizó repetidamente con antelación que su gobierno hará el papel de puente y quiere mediar entre los diferentes frentes. "Veremos en seis meses”, dice Janis Emmanouilidis, director científico del taller de pensamiento European Policy Center, con sede en Bruselas.

Presupuesto de la UE y Brexit, otros dos huesos duros

Otro tema en el que Austria quiere perfilarse como mediador es la negociación del próximo presupuesto para los años 2021 a 2027, el primero tras la salida de Gran Bretaña. Para compensar los aportes de Londres, Bruselas ha propuesto aumentar los pagos netos de los demás miembros. Kurz empero, rechaza de plano la idea y anunció "duras negociaciones”.

Las negociaciones finales del Brexit coinciden con la Presidencia austríaca de la UE. En cualquier caso, antes de finalizar el año se debe llegar a un acuerdo con Gran Bretaña, para que su salida en la primavera de 2019 sea ordenada. "Este será un reto para Austria”, según Emmanouilidis. La presidencia de Viena tiene la tarea de garantizar la cohesión entre los miembros de la UE frente a la salida de Londres, lo antes posible.

Doris Pundy (jov/er)

DW recomienda

Publicidad