Austria juzga posible negligencia en Ischgl, inicio de la pandemia en Europa | Coronavirus | DW | 17.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Austria juzga posible negligencia en Ischgl, inicio de la pandemia en Europa

Más de seis mil personas afirman haberse contagiado en el primer brote de COVID-19 en Europa en el pequeño enclave alpino. Se han presentado 15 demandas contra las autoridades. El primero empezó hoy.

El abogado Alexander Klauser (primero por la derecha), se dirige a la prensa junto al representante de la asociación de consumidores VSV y al demandante, Ulrich Schopf.

El abogado Alexander Klauser (primero por la derecha), se dirige a la prensa junto al representante de la asociación de consumidores VSV y al demandante, Ulrich Schopf.

Un tribunal de Viena realizó este viernes (17.09.2021) la primera audiencia del proceso judicial por un brote de COVID-19 el año pasado en, Ischgl, un popular centro de esquí en los Alpes austriacos, donde más de 6.000 personas de 45 países aseguraron haberse contagiado.

En ella se abordó la primera de las 15 demandas planteadas por personas que acusan a las autoridades austríacas de no actuar a tiempo para contener los contagios del coronavirus en Ischgl y otras estaciones de esquí de la provincia de Tirol. La audiencia, de tres horas, que terminó a comienzos de la tarde, inaugura un maratón judicial para tratar un caso tentacular.

Ulrich Schopf, perdió a su padre, de 72 años, tras contagiarse en Ischgl de COVID-19.

Ulrich Schopf, perdió a su padre, de 72 años, tras contagiarse en Ischgl de COVID-19. Pide una indemnización al estado austríaco de 100.000 euros.

La magistrada Catrin Aigner empezó con la demanda presentada por la austríaca Sieglinde Schopf, que no estaba presente en el palacio de justicia a causa de su estado psicológico, y su hijo Ulrich, asediado por los medios de prensa. Schopf y Ulrich son la viuda e hijo de Hannes Schopf, quien murió a los 72 años tras contagiarse del virus en Ischgl.

El abogado Alexander Klauser, en representación de la familia Schopf y de la organización de consumidores VSV, que los apoya, dijo que hubo varias fallas que hicieron que Ischgl y el área circundante se convirtieran en foco de contagio. Según él, las autoridades "minimizaron irresponsablemente el peligro". Citó un informe de una comisión independiente de expertos que determinaron que las autoridades locales "reaccionaron muy tarde" cuando Islandia los alertó el 5 de marzo de 2020 de que varios de sus ciudadanos dieron positivo al virus cuando regresaron a su país.

Panorámica de Ischgl, en una imagen de archivo.

Panorámica de Ischgl, en Los Alpes austríacos, en una imagen de archivo.

Las autoridades locales "tuvieron al menos 48 horas para reaccionar" tras la advertencia, dijo Klauser la semana pasada a la AFP. Sin embargo, no impidieron la llegada de más turistas al lugar ese fin de semana, y el gobierno regional puso en duda que los turistas islandeses se hubieran contagiado en Ischgl, según el abogado, que acusa a las autoridades de "hacer muy poco, muy tarde" cuando el trabajador de un restaurante dio positivo al virus.

Cuando el valle fue puesto en cuarentena, se hizo una evacuación que resultó caótica, indicó el abogado, quien responsabilizó también al canciller austríaco, Sebastian Kurz. Su defendida, Schopf, afirma que contrajo el virus en el bus de evacuación. La familia demandó a Austria por 100.000 euros por la muerte.

lgc (afp/efe)