Austria: Frontex debería parar la migración del Mediterráneo | Europa al día | DW | 27.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Austria: Frontex debería parar la migración del Mediterráneo

El canciller austríaco argumenta que se trata de "poner fin al sucio modelo de negocio de los traficantes de personas".

El canciller de Austria, Sebastian Kurz, quiere que la Guardia de Fronteras y Costas de la Unión Europea (Frontex) pueda actuar también en el Norte de África para evitar que los inmigrantes emprendan su viaje a través del mar Mediterráneo para llegar al continente europeo.

Frontex necesita un nuevo mandato para poder actuar en terceros países con el consentimiento de los Gobiernos de allí, indicó el político conservador en unas declaraciones publicadas este domingo (27.05.2018) en el dominical alemán Welt am Sonntag.

Se trata de "poner fin al sucio modelo de negocio de los traficantes de personas y evitar que los migrantes puedan emprender el peligroso camino por el Mediterráneo en barcos de traficantes". Además, a su modo de ver, Frontex debería "parar a los migrantes ilegales en las fronteras exteriores, aprovisionarlos y después en caso ideal enviarlos de vuelta inmediatamente al país de origen o al país de tránsito".

Asimismo, Kurz calificó como "no realista" el polémico reparto de refugiados en Europa a través de cuotas que enfrenta desde hace meses a los países de la UE. Con esto no se soluciona a largo plazo tampoco la crisis migratoria, comentó. "No veo que Austria pueda aprobar las cuotas de refugiados especialmente si éstas no tienen en cuenta la afluencia de los últimos años", dijo. "La base de un Estado funcional es que un país decida él mismo también quienes y cuántas personas pueden inmigrar".

La proyectada reforma de la política de asilo de la UE no registra avances desde 2016 debido a la disputa sobre la posible introducción de un sistema de cuotas para el reparto de refugiados a fin de aliviar la situación de aquellos países que se ven más afectados por la afluencia de migrantes. Naciones de Europa del Este como Polonia, Hungría y la República Checa rechazan cualquier tipo de obligación para acoger a refugiados.

Esta oposición cuenta con el apoyo de Kurz. En un intento por alcanzar un acuerdo, Bulgaria -que ostenta la presidencia rotativa del consejo de la UE- propuso que los refugiados solo se repartan automáticamente entre los países miembros si se vuelve a repetir una situación como la vivida en 2015 cuando llegaron a Alemania casi 900.000 solicitantes de asilo.

EAL (dpa, welt.de)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 02:35
Now live
02:35 minutos

Italia: Amenaza de deportaciones

Audios y videos sobre el tema

Publicidad